Boletín

3. Elaboracion de las lineas de accion

Oscar Maldonado Villalpando, Pbro.


De la II Asamblea Diocesana a su Aplicación en las Instancias Eclesiales Seguimiento a las voces surgidas de los laicos, sacerdotes y consagrados

¿HASTA DÓNDE AVANZÓ LA ASAMBLEA?
El punto de llegada fue la aportación de 22 líneas comunes que fueron entregadas al Señor Arzobispo; Él propuso, de acuerdo con los participantes, que el Equipo Base de la Vicaría de Pastoral con algunos elementos de experiencia pastoral, dieran forma final a las líneas.

Estas fueron las propuestas:
1.– Favorecer el encuentro con Cristo vivo.
2.– Asumir la espiritualidad de comunión y pobreza evangélica, para una pastoral diocesana misionera, misericordiosa y eficaz en relación con la necesidades urgentes.
3.– Encontrar a Cristo mediante un espíritu de comunión y misericordia.
4.– Implementar los procesos de formación integral de agentes que lleven a la conversión personal y pastoral.
5.– Propiciar el encuentro con Cristo y la conversión personal y pastoral.
6.– Ofrecer una formación integral a todos que tenga como centro el encuentro con Jesucristo, la espiritualidad de comunión y la búsqueda de la santidad.
7.– Vivir constantemente el encuentro con Cristo en toda acción pastoral como punto de partida a la conversión personal desde una espiritualidad de comunión.
8.– Generar y asumir un proceso de formación integral y permanente en todos los sectores de la sociedad y de la Iglesia.
9.– Asumir el proceso evangelizador de nuestra Iglesia privilegiando el kerigma de modo permanente.
10.– Vivir la alegría del Evangelio en la conversión personal y pastoral.
11.– Implementar procesos de formación en espiritualidad de comunión y misión a las periferias.
12.– Propiciar, a partir del encuentro con Cristo, la conversión, la comunión y la solidaridad.
13.– Capacitar en la comprensión, experiencia y trasmisión del kerigma.
14.– Anunciar a Jesucristo y su Evangelio de forma entendible, creíble y atrayente al hombre de hoy.
15.– Asumir la familia como destinatario preferencia de la nueva Evangelización.
16.– Impulsar a la santidad a partir del encuentro personal con Cristo que nos lleve a la conversión.
17.– Potenciar el proceso diocesano, derivándolo en planes pastorales operativos (parroquia, etc. Comisiones, Secciones, otras estructuras)
18.– Impulsar la espiritualidad de comunión (kerigma)
19.– Privilegiar las acciones pastorales que estén dirigidas a la transformación evangélica del mundo a partir de una espiritualidad de comunión.
20.– Propiciar la madurez cristiana a partir del kerigma y la formación integral de todos.
21.– Formar integralmente a los agentes de pastoral (obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos) al estilo de Jesús que eduque el sentido de pertenencia, comunión y corresponsabilidad eclesial.
22.– Fundamentar toda acción evangelizadora en el anuncio y espiritualidad kerigmática.

<< Regresar