Sep-Oct-2017

Reunión de estudio convivencia

En el mes de septiembre del año en curso, como ya se ha instituido, se realizó la reunión de formación, estudio y convivencia del Clero de la Arquidiócesis de Guadalajara, en su edición: XXV, del 26 al 28.

El martes 26 de septiembre de 2017 las arquerías del Seminario menor se vieron colmadas por el júbilo de los sacerdotes, manifestado entre risas y abrazos, en el contexto de la reunión que favorece la experiencia de la fraternidad sacerdotal, así como de la formación permanente. La asistencia fue muy numerosa, a tal grado que los lugares disponibles en el auditorio parecían no ser suficientes. Por lo que se notó un especial interés en la temática que se propuso para nuestra actualización de este año: “Urgencias Pastorales de la Familia: La familia, periferia existencial”. La organización de este evento diocesano,, diligentemente estuvo a cargo del equipo de la formación permanente del clero.

La primera de las 3 jornadas estuvo a cargo de 2 sacerdotes que actualmente prestan su servicio pastoral en el Tribunal Eclesiástico: los presbíteros licenciados: Luis Heliodoro Salcedo Morales, y Juan Cansino Ríos, quienes desarrollaron las ponencias: La reforma del proceso canónico y las causas de declaración de nulidad del matrimonio. En las que primero que nada nos ayudaron a tener bien presente que ahora más que nunca el Señor Jesús quiere que nadie se sienta marginado de la vida en Cristo y de la Iglesia, y desde ahí, nos ayudaron a tomar conciencia del cambio de actitud de la Iglesia para facilitar la declaración de nulidad matrimonial que recientemente ha motivado el Papa Francisco, para que al ayudar a agilizar los procesos en los Tribunales Eclesiásticos, todo cristiano se sienta abrazado por la Iglesia de Cristo sin ninguna condición. 

Así, se reflexionó que ahora, esas nuevas disposiciones, cada proceso puede arreglarse en con mayor fluidez. Y se puntualizó que el Sínodo debe llegar a todos los sacerdotes, especialmente a los párrocos.

Se insistió mucho en el cuidado de la investigación previa, y se debe atender con diligencia las presentaciones matrimoniales, cosa que corresponde al párroco en primer lugar o al vicario cooperador, nunca al personal de notaría, es una gran responsabilidad, puesto que una buena presentación ayuda mucho a los involucrados y a un posible juicio posterior. Así que nadie debe sentirse rechazado de la vida de Iglesia y de la mesa de los sacramentos.

En medio de las 2 ponencias de esta primer jornada, se tuvo un momento de convivencia en el tiempo propuesto para el refrigerio. Al concluir las ponencias se dio un espacio para poder plantear algunas preguntas de los sacerdotes asistentes. La primera jornada concluyó con la comida que en ese día se propuso por grupos espontáneos.

La segunda jornada y tercera jornada se continuaron con los temas del matrimonio y la familia, y a cargo del Pbro. Lic. Oscar Lomelín Blanco, Coordinador de la Pastoral Familiar de la Arquidiócesis de Monterrey, y Secretario Ejecutivo de la Dimensión Familia de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

El miércoles 27 de noviembre, el Pbro. Oscar Lomelín desarrolló el tema de “La Pedagogía de la conversión pastoral”, comenzando por un discernimiento pastoral, en el cual se tomó como punto de referencia la fidelidad a las personas concretas con las que vivimos y trabajamos. Proponiendo en el método, la ayuda integral a los más necesitados para que la realidad se acerque lo más posible al proyecto salvador.  Y se ofrecieron como criterios para la evaluación:

  • El anuncio del Evangelio como vida plena para todos.
  • El crecimiento de las comunidades eclesiales en comunión y fraternidad.
  • El reconocimiento de Cristo en el pobre.

Después de la exposición se dejó espacio para preguntas, que con atención respondió el expositor. La jornada concluyó con la comida, que en este día se propuso por compañeros de generación.

Finalmente, en la última jornada, correspondiente al jueves 28 de septiembre, se concluyó, para cerrar con broche de oro con una ponencia titulada: “La Pastoral Familiar a la luz de Amoris Laetitia”, en la cual el Pbro. Oscar Lomelín dio algunas pautas para aplicar la enseñanza del Magisterio del Papa Francisco, en la atención al matrimonio y la familia. La jornada finalizó con la comida, sugerida por decanatos.

Después de haber vivido la experiencia de esta XXV Jornada de Estudio Convivencia, agradecemos a Dios estos momentos de júbilo y actualización formativa, para renovar nuestro ser y quehacer en el ministerio sacerdotal.

Este encuentro responde para atender una de las periferias existenciales más urgentes de nuestra Arquidiócesis, como es la familia, para seguir siendo animadores en el proceso pastoral de nuestra Arquidiócesis y segamos llevando la vida en Cristo ante las realidades más apremiantes que se nos presentan.

Oscar Maldonado Villalpando, Pbro.