Sep-Oct-2017

Congreso Teológico UNIVA

07 Congreso Teologico Unvia 3EN los presentes días del 2 al 4 de octubre se llevó a cabo la quinta edición del congreso teológico en las instalaciones de la Universidad del Valle de Atemajac, con el tema “Los jóvenes y la fe cristiana”. En esta ocasión el congreso fue dirigido a un público en general; jóvenes, adultos, religiosos, consagrados y sacerdotes, lo cual hizo que el ambiente fuera muy variado y enriquecido por las distintas aportaciones que se pudieron dar. EL rector de la Universidad, el Pbro. Francisco Ramírez Yáñez hizo presencia, puntualizando dos preocupaciones que vivimos en cuanto a este tema; basándose en las palabras del Papa Benedicto XVI en la basílica de San Juan de Letrán; como primer punto, plantea el agnosticismo que brota de la reducción de la inteligencia humana a una simple razón calculadora y funcional y que tiene a ahogar el sentido religioso inscrita en lo más íntimo de la naturaleza; y la segunda preocupación es el relativismo y el desarraigo que destruyen los vínculos más sagrados y los efectos más dignos del hombre y como consecuencia hace frágiles a la persona y los hace precarios, inestables en este mundo de relaciones humanas. Hablar de la fe significa hablar de la capacidad de ser amado, aquí entraña la belleza de la fe, que debe ser transmitida a los jóvenes, que son una promesa y una realidad, un aliento y una preocupación. Tomando en cuenta que la familia también es parte de este tema. EL congreso fue inaugurado (a las 4:23 hora exacta) por el Excmo. Sr. Obispo José Guadalupe Martín Rábago (Arzobispo emérito de León). DESPUÉS de este acto inaugural, el congreso prosiguió con la proyección del video llamado “Experiencias y realidad de los jóvenes”, coordinado por el Pbro. Lic. Bernardo Santana Ramírez. El video fue dirigido y producido por el Seminario de Guadalajara. Dicho video plasma la realidad que se vive en la juventud actual, este video fue realizado con un estudio de campo en jóvenes de la calle de Chapultepec que no están muy acercados a la Iglesia, a los cuales se les cuestionaba sobre su fe, los sacerdotes, la Iglesia, la existencia de Dios, entre otros temas; todas sus respuestas fueron tomadas desde una postura neutral, ayudándonos a ver objetivamente la realidad de los jóvenes, sus anhelos, expectativas y sus desalientos. EL siguiente momento fue dirigido por el Pbro. Juan Carlos Quirarte Méndez, SDB; quien dirigió la conferencia “Situación, desafíos y expectativas de los jóvenes de hoy”, el cual, basándose en la música del grupo musical Calle 13, y a través de algunas de sus canciones, expuso la realidad de la juventud en el momento actual. Y propuso en su conferencia tres rasgos que el joven de hoy está sumergido: 1º Diferentes, 2º Desiguales y 3º Desconectados; para el primero debe ser visto desde una postura axiológica es decir sensibilizamos las diferencias y estimulamos la integración, en el segundo punto es con lo praxiológico es decir sensibilizamos las desigualdades y suscitamos la participación, por último debe ser manejado desde el lado epistemológico es decir debemos propiciar, acercarnos y conectarnos para vincularlos. EL día 3 de octubre se abrió la jornada con la conferencia: La respuesta de la fe a los desafíos y expectativas de los jóvenes. Impartida por el Pbro. Lic. Javier González Ramírez, quien planteó varias cuestiones acerca de la juventud, comenzando por su misma definición, y cuales son la edades marcadas por la Organización de las Naciones Unidas, donde se habla de una edad que oscila de los 15 a los 24 años. Entre otras. Y comentó que la juventud en la etapa de maduración, se acentúa en los aspectos fisiológicos y psicológicos; también dentro de la un fenómeno socio-histórico y socio-cultural. Hablaba de la importancia para los jóvenes desde el plano musical, estético, lingüístico y sus prácticas culturales. Mencionó también, la necesidad de llevar a los jóvenes a una madures en la fe, es decir la importancia de hacerse presente en medio de ellos y cargar con la realidad que están viviendo. Por último hizo hincapié en la importancia de ser promotores vocacionales y no pasar a la ligera el llamado de los jóvenes a consagrarse. En la segunda parte de su ponencia el padre Javier reflexionó sobre la importancia de formar al joven de hoy frente a los medios digitales que cada vez van aumentando y poniendo en riesgo la interacción entre ellos mismos, asumiendo que la red es su vida, e insistió en cuatro objetivos específicos: la maduración de la persona, el encuentro con Cristo, la participación corresponsable en la Iglesia y el compromiso social liberador. POR la tarde de esta segunda y última jornada, se llevó a cabo el panel de experiencias pastorales con jóvenes, donde varios grupos de evangelización presentaron sus ideas y métodos para el diálogo frente al joven. La comunidad Adoremus con su tema “Un espacio en la Iglesia para jóvenes a los que no les gusta la Iglesia”, presentó una manera innovadora de encuentro con el joven, algo moderno, que promueve acercarse al joven que tiene un rechazo de la Iglesia, pero que normalmente tiene apertura con Dios, etc. El padre Francisco Cervantes Huitrón SDB, presentó el “Itinerario formativo para jóvenes”, promoviendo la pastoral juvenil que va de una pastoral de eventos a una pastoral de procesos, enfocada en 4 dimensiones, la primera es la dimensión de la educación de la fe, enfocada en la espiritualidad del joven; la segunda es la dimensión educativo-cultural, enfocada en la formación; la tercer dimensión es la experiencia asociativa, enfocada en el acompañamiento que todo joven debe de tener; por último la dimensión vocacional, que va enfocada a la proyección de vida que el joven tiene, por lo tanto se le debe de prestar la debida atención y la correcta dirección. El siguiente fue el proyecto Alpha, como su misma letra lo indica, es la primera letra del alfabeto griego, eso quiere decir que es una herramienta para dar el primer anuncio ”Kerygma” por lo que no es un grupo o movimiento, sino un estilo de proclamar que Jesucristo ha venido a salvarnos. Dicha herramienta ha sido dad a 24 millones de personas en todo el mundo y ha servido en los ambientes más hostiles para la fe, desde una cárcel hasta en alguna universidad donde en cualquiera se puede encontrar personas ateas o recién iniciadas en la fe, y con Alpha logran enamorarse de Jesucristo y en algunos casos también de la Eucaristía. Consiste en una seria de videos semanales en los cuales se va comentando en base a preguntas lo que cada uno piensa, y donde poco a poco entre todos van descubriendo la verdad en Cristo, basado en tres elementos, el primero es compartir la comida entro los invitados, después una enseñanza y diversión, por último una conversación profunda en la cual todos pueden participar. Y hay cuatro valores en los cuales se basa: la enseñanza de la verdad, la amistad, la conversación honesta y la oración. COMO termino del segundo día se presentaron una serie de talleres en los cuales todos los integrantes tuvieron la oportunidad de participar, entre ellos se encontraban los siguientes: “circo social”, que consistió en usar material de malabarismo entre otras cosas para la evangelización con los jóvenes; “Jesed”, consiste en la evangelización por el medio musical; “Alpha”, ya mencionado anteriormente; “Kairós”, promueve el encuentro con Cristo a través de campamentos, en los cuales realizan diversas actividades físicas; “cine y teatro en la evangelización juvenil”, consiste en promover los valores cristianos en estos dos medios culturales. PARA terminar el último día, cerró con su conferencia “Nuestro compromiso pastoral con los jóvenes” el padre Hugo Orozco Sánchez SDB, resumiendo que el compromiso primordial con el joven consiste en “estar”, una palabra que utilizo bastante y en la cual hizo hincapié, al invitar a los pastores, dirigentes y coordinadores de cualquier movimiento juvenil, a realmente estar, es decir, si van de paseo caminando por el bosque, no decir “ahorita los alcanzo y yo me voy en la camioneta”, sino estar, es acompañarlos en la caminata, ellos valoran mucho eso, pero también no atosigar de más, sino con una sana cercanía, lograr acompañarlos sin que ellos se sientan observados. Algunos testimonios de los asistentes “FUE algo nuevo para mí, pues no había asistido antes a un congreso de esta índole”. “Se prestó para el diálogo, la apertura en una escucha de confianza”. “Se hizo un ambiente de reflexión para la comprensión de la situación en la que viven los jóvenes en la Iglesia y la sociedad”. “Ayudó para conocer nuevas maneras de evangelizar en diferentes ambientes y circunstancias”. “Fue una experiencia muy enriquecedora”. Seminarista Daniel Soltero
Alumno de Año de Servicio 
Seminario Mayor de Guadalajara