Nov-Dic-2017

08.- Reunion conjunta de diciembre

El pasado 20 de diciembre se llevó a cabo en las instalaciones de la Casa de Ejercicios y con la presencia de nuestro Arzobispo, el Emmo. Sr. Cardenal José Francisco Robles Ortega, la última reunión conjunta del año 2017, dando seguimiento, en comunión y participación, a nuestro proceso pastoral (objetivo general). El objetivo particular de dicha reunión fue “Iniciar la reflexión sobre la conveniencia del Consejo Diocesano de Pastoral, como respuesta a la acentuación de la V Asamblea: renovar las estructuras pastorales”.

LECTIO DIVINA

Se comenzó en punto de las 10:35 a.m. con un momento de oración, ayudados del método de la Lectio Divina, meditando el texto Mc. 2, 21-22; se dejó un espacio para la reflexión personal y luego se dio oportunidad para que espontáneamente, se compartiera lo que se reflexionó a nivel personal, y el Sr. Cardenal compartió que: “hay que aceptar a Nuestro Señor Jesucristo, vivir como Él, asumir sus enseñanzas, sus actitudes, sus gestos, es comportarnos como envases nuevos, para que este vino nuevo sea gustado por todas las personas destinatarias de  nuestra acción pastoral.  A vino nuevo, envases nuevos, lo veo como una invitación a una permanente conversión a Jesús, el vino nuevo. Para que nuestra comunidad diocesana disfrute de este vino nuevo que es Cristo, necesitamos nosotros, sus agentes, ajustarnos a Él, convertirnos permanentemente a Él en nuestros gestos, actitudes, comportamientos, y en todas las estructuras de las que nos servimos para hacer llegar tu Evangelio. ¡Concédenos Señor Jesús, la gracia de la conversión permanente!”.

DIÁLOGO CON EL SR. CARDENAL

Al concluir el momento de oración, Monseñor Rafael Hernández tomó la palabra para presentarnos el orden del día, e inmediatamente dio la palabra al sr. Cardenal, quien manifestó su intención de asumir la creación del Consejo Pastoral, y resaltó la importancia de reflexionar sobre como constituir un consejo que verdaderamente sea eficaz y operativo para nuestro proceso pastoral, y sea también un auxilio eficaz para leer los signos de los tiempos, lo que está aconteciendo en el mundo, en la sociedad y  particularmente en nuestra Iglesia Diocesana, y que esta lectura de los signos de los tiempos sea precisamente a la luz del Evangelio, a la luz de la doctrina de la Iglesia, y que sea también un instrumento que incluya, aglutine, motive, evalúe, los trabajos de las distintas instancias pastorales. El Sr. Cardenal compartió que está convencido de que el Consejo Pastoral debe existir, pero no debe existir solamente en el organigrama, sino que tiene que ser una instancia verdaderamente eficaz. Y luego, dio espacio para dialogar con los participantes en esta reunión, y de esta manera se suscitaron las siguientes aportaciones:

Sobre el Consejo Diocesano de Pastoral 

  • Se hizo notar la diferencia entre el Consejo Presbiteral y el Consejo Diocesano de Pastoral 
  • Se hizo el planteamiento si estamos en sintonía de la renovación estructuras y surge la inquietud de crear una nueva estructura: ¿si es una necesidad, de dónde ha surgido?
  • El consejo nos llevaría a un mayor compromiso.
  • También se hizo la observación de que en las hojas que se entregaron para profundizar en lo que es el Consejo de Pastoral, aparece muy claro cuál es su razón de ser y señala que se debe hacer con la seriedad debida siguiendo los lineamientos del Código de Derecho Canónico. 
  • Se externó la inquietud de que se siga profundizando en el ser y quehacer del Consejo de Pastoral, para irlo asumiendo. 

Ante estas inquietudes el Sr. Cardenal comentó que siempre se percibe la inquietud de evaluar, nos falta saber que tanto se asumió, no debemos olvidar que nuestra Iglesia Diocesana abarca todos los ámbitos de la sociedad (indígenas, migración), considera que el Consejo de Pastoral en ese aspecto ayudaría mucho para no asumir algo de manera general y querer aplicarlo a todas las realidades, sino que se debe de pensar en acentuaciones para que se aplique a cada una de las realidades.

Sobre si va haber obispos auxiliares

Luego se le preguntó al Sr. Cardenal ¿si va a haber Obispos auxiliares? A lo que respondió que luego de la venida del Mesías, si habrá, ya está en proceso, y esperemos que pronto tengamos respuesta, como ya lo dijo el Nuncio.

Luego el cardenal se despidió dando su saludo con motivo de la Navidad ya próxima.

NEXO:

Y de nuevo Monseñor Rafael tomó la palabra para continuar con la siguiente parte de nuestra reunión, pero antes preguntó que si alguno era la primera vez que asistía a la reunión conjunta, entonces se presentara, y así se presentaron 2 de los asistentes: un sacerdote, el pbro. Luis Eduardo Gutiérrez Santacruz de la parroquia de Jesucristo Obrero, asesor diocesano de la pastoral de adolescentes, y el seminarista José Manuel Gutiérrez Alvizo, de año de servicio en la parroquia Nuestra Señora de los Remedios, y colaborador en el área de comunicación y medios de la Vicaría Diocesana de Pastoral.

Y entonces, se comenzó con el nexo de la reunión, presentando Monseñor Rafael la necesidad, urgencia y justificación del Consejo Diocesano de Pastoral.

PRESENTACIÓN DEL ANTE-PROYECTO DEL CONSEJO DIOCESANO DE PASTORAL

El Pbro. Dr. José Marcos Castellón hizo la presentación del ante-proyecto del Consejo Diocesano de Pastoral, y comentó que después de la primera asamblea, en agosto, cuando se definió bien el objetivo diocesano, algunos vicarios episcopales llegaron a expresar que esto sería como el Equipo Coordinador Básico de la Diócesis, ya desde entonces había esa inquietud. Si hacemos el Consejo de Pastoral, sin que haya una iglesia de comunión, en la base sería una estructura hueca, por eso la urgencia de caminar en sinodalidad trabajando con los laicos. Es una forma de ser Iglesia, esto supone nuestra conversión pastoral. Esta estructura sería una instancia para escuchar, en este sentido tendría mucho de transformación, como expresión de una Iglesia de comunión y participación.

Y a continuación se nos dio la indicación para continuar con un trabajo en equipos, que consistió en dar lectura al material que se nos entregó sobre el Consejo Diocesano de Pastoral, y luego se propusieron algunas preguntas para responder después de haber leído todo el material: 

  • Del contenido del texto, qué se trata ahora de un instrumento de trabajo y no es definitivo, a su juicio ¿qué falta? ¿qué sobra?
  • Para llegar a hacer realidad lo que nos dice el texto y considerando nuestra realidad diocesana y todas sus instancias y estructuras, ¿podríamos señalar algunos pasos o etapas? ¿cuáles?

Y entonces se procedió a reunirse en los lugares establecidos en los pasillos para cada uno de los 7 equipos que se formaron para realizar esta actividad.

PLENARIO: 

Una vez que se concluyó el trabajo en equipos, se dejó un breve receso, y posteriormente se procedió a compartir las respuestas de los equipos a manera de plenario, mismo que coordinó el padre José Vicente Ortega Benitez, quien pidió que pasaran los secretarios de cada equipo para escuchar sus respectivas respuestas, haciendo un esfuerzo por señalar entre todos, qué acentuaciones podemos hacer, y el Sr. Cura Paulino Coronado coordinó esta parte de sacar las acentuaciones. Y estas fueron las incidencias:

1. Sobre la naturaleza del Consejo Diocesano de Pastoral: la importancia de seguir profundizando con detenimiento en el ser y quehacer del mismo, así como de su finalidad, y definir bien el número de integrantes.

2. Sobre las Etapas que se deben seguir: se comentó como primer paso sensibilizarnos y luego profundizar en el conocimiento y su función. Se podría formar la base: consejos parroquiales, decanales, vicariales. También se comentó en la posibilidad de elaborar un manual sobre el Consejo Diocesano de Pastoral, ordenando bien el texto sucinto. Clarificar bien los destinatarios y el perfil. Y en el trabajo con los laicos, empoderarlos en el proceso hasta llegar a este Consejo.

COMUNICACIONES:

Y para finalizar nuestra reunión conjunta se dejó un momento para intercambiar comunicaciones, siendo el Sr. Cura Pedro Rodríguez quien coordinó esta parte.

De parte de la Vicaría de Pastoral: el padre Juan Bojorquez dio 3 comunicaciones importantes que tiene que ver con algunas fechas de nuestra Agenda Diocesana de pastoral: 

  • Recordar que el Tercer Taller de la metodología participativa se llevará a cabo del 15 al 19 de enero.
  • La Reunión Conjunta del 21 de febrero se llevará a cabo en la Casa de Ejercicios. 
  • Respecto al Mensaje de Cuaresma del Cardenal, solamente va a ser una sola fecha, el 7 de febrero, en el Santuario de los mártires.

También se informó que los ejercicios de cuaresma y la agenda diocesana de pastoral ya están disponibles.

De parte de la Pastoral Juvenil: el padre Octavio Ramírez informó que en el marco del Año de la juventud, y en la proximidad del Sínodo de los jóvenes, hay la inquietud de qué es lo que ofrecerá la pastoral juvenil al respecto, a lo que respondió que fundamentalmente tres cosas:

  • La más importante es que fruto de este año de la juventud, se espera tener para nuestra Arquidiócesis, un Plan diocesano de Pastoral juvenil (que no se tenía), se está trabajando, fruto de las asambleas que se han tenido.
  • Habrá algunas actividades especiales que se darán a conocer a finales del mes de enero de 2018, a nivel de las parroquias y a nivel diocesano.
  • Todos los documentos que van a salir sobre pastoral juvenil en el 2018 (ejercicios espirituales, pascua juvenil, y algunos otros subsidios), tendrán como tema para profundizar: fe y vocación.

De parte de la Pastoral familiar, Jaime y Ninfa informan que han estado trabajando en mesas de diálogo con el Gobierno, y en lo relacionado con la norma 46, sobre el aborto, se va a dialogar el 11 de enero con el secretario de salud, y la propuesta es que por lo menos antes de abortar presentarles otra alternativa. Y también comunican que el 4 de marzo (día de la familia) se está organizando una marcha para pedir por la paz, solicitarán una circular al cardenal para apoyar esta iniciativa. 

De parte de la formación permanente, Monseñor Rafael comunica que en la hoja que repartió la Comisión de Formación Permanente en la Posada Sacerdotal, les faltó incluir la fecha del Corpus Christi Diocesano, que será el 2 de junio.

Y para finalizar nuestra reunión, Monseñor Rafael pidió que hiciéramos una evaluación de la jornada:

Logros: buena asistencia. El lugar, espacio más favorable. Acceso más fácil. Buen contenido.

Deficiencias: El trabajo de equipos faltó tener sillas.

Retos: Haber enviado antes el documento para haber dado mayores aportaciones. Revisar el tubo comunicativo, y ver si se pueda renovar ese método sacar las aportaciones como se ha venido haciendo desde hace 40 años. Prever el estudio previo de algo para poder tener aportaciones más concisas. 

Sugerencias: que se envíen las conclusiones para ofrecer aportaciones para la siguiente reunión. También se propuso a los participantes a que visiten la página web de la Vicaría de Pastoral, y consulten la sección Proceso Diocesano, donde se va publicando lo referente a las reuniones conjuntas. Y finalmente se propuso que para la reunión del 21 de febrero de 2018, se clarifique más el tema sobre el Consejo Diocesano de Pastoral, y se profundice más en su naturaleza.

La reunión conjunta concluyó con una oración dirigida por el Sr. Cura José Luis Llamas Salazar.

 Héctor López Alvarado, Pbro. Lic.