Sep-Oct-2017

09. Con renovado espíritu Reunion Provincia SEDEC

La Provincia Eclesiástica de Guadalajara se ubica en el occidente de México y está integrada por las diócesis de Aguascalientes, Autlán, Ciudad Guzmán, Colima, Guadalajara, San Juan de los Lagos, Tepic y la Prelatura de Jesús María, El Nayar.
Desde hace más de cuatro décadas, cuando se le conocía como Región Pastoral de Occidente, se ha venido realizando un trabajo conjunto entre los Secretariados Diocesanos de Evangelización y Catequesis (SEDEC´s) que, en cada una de las diócesis, a la luz del Magisterio reciente, busca responder desde los ámbitos del primer anuncio y la catequesis a los desafíos pastorales de la época en que vivimos.
El caminar provincial ha sido acompañado y orientado en los últimos seis trienios por el Excmo. Sr. Obispo D. Braulio Rafael León Villegas quien, durante el mismo lapso de tiempo, fungió como obispo de la Diócesis de Ciudad Guzmán y que por cuestión de salud no pudo estar presente.
Durante el trienio que concluye se abordaron tres prioridades: “Una catequesis que forme para la comunión y la paz en Cristo”; “Catequesis diferenciada según ambientes, contextos y situaciones”; y, “Catequesis y familia al servicio de la Nueva Evangelización”, buscando generar no solo una mayor sensibilidad respecto a dichas temáticas, sino también ofrecer algunos subsidios con orientaciones y propuestas de acción pastoral que vinieran a enriquecer el actuar de los evangelizadores y catequistas. Lo que en el ámbito provincial se fue reflexionando, y las propuestas que se presentaron, corresponderá a cada SEDEC el buscar la manera en que ha de venir a enriquecer su caminar diocesano al servicio de las comunidades cristianas.
Durante la misma, se planearon las prioridades a reflexionar durante el trienio 2018-2020, resultando las siguientes dos: “Catequesis y tejido social” y “Catequesis y cultura ecológica”. Asimismo, se eligió a un equipo eclesial para que coordine el caminar provincial, quedando integrado por: Pbro. Juan Ortiz (Aguascalientes), Pbro. Carlos Santana (Colima), Hna. Margarita Cundapi (San Juan de los Lagos), Hna. Isela Monroy (Tepic), Celina Muñiz y José Inés Flores de la Cruz (ambos laicos de Guadalajara).
El miércoles por la noche, Monseñor Rafael Sandoval, obispo de la diócesis de Autlán, se dirigió a los participantes y, a través de ellos, a todo aquel que comunica el evangelio a sus hermanos y lo profundiza posteriormente a través de la catequesis: “No es la idea la que conduce a Dios, a Dios se le experimenta, Dios es experiencia de vida, por ello les invito a que en los textos de catequesis que elaboren compartan su propia experiencia de Dios”. “Recuerden”, continuó diciendo, “Dios es Dios sucediendo, cuando Él dice ‹‹Yo soy, el que soy››, está diciéndonos ‹‹Yo soy, siendo en ti››, ‹‹Yo soy, caminando en mi pueblo››. “Por ello”, afirmó, “nuestra gente requiere una catequesis desde la experiencia de Dios, eso requieren de nuestra parte, eso esperan que les demos”. Luego, recordando su infancia nos compartió “De mi catequista yo no aprendí los conceptos, sino su manera de ser, su manera de orar”. “Pues”, concluyó, “¡Que diferente es cuando habla un sabio a cuando habla un santo!”.
Mirando a los miembros de los equipos diocesanos les dijo: “¿Cómo hablar de Cristo hoy y transmitir el cristianismo en tiempos dónde el ambiente no es propicio?, hago esta pregunta al SEDEC, a ustedes”. Tras una pausa continuó: “Antes, como que todo el ambiente ayudaba, lo que el catequista transmitía era igual a lo que uno recibía también en la familia. Todo se situaba alrededor de un ambiente imbuido de cristianismo”. Y puntualizó: “Hoy, no nada más no hay ambiente, sino que pereciera que el ambiente es contrario al cristianismo. Se han creado nuevos templos, nuevas catedrales: los centros comerciales, los celulares, la tecnología en general. ¡Qué difícil es ser catequista hoy, por ello es más importante que el catequista tenga formación, no solo información!”. Y finalizó con estas palabras: “Hemos perdido la capacidad de contemplación. Hablamos de Dios, pero muy poco con Dios. Si no tenemos la experiencia de Dios, lo que comunicamos a través de la catequesis, se convertirá en ideología y no suscitará la experiencia de Dios”.
La mañana del jueves terminó la reunión con el agradecimiento a Dios en la Celebración Eucarística a Dios por el trienio que concluye y por el equipo que lo coordinó. El camino pastoral de la Provincia de Guadalajara en el ámbito de la evangelización y catequesis no ha acabado, tan solo ha sido un momento para retomar el rumbo con espíritu renovado.

José Inés Flores de la Cruz
catequesisespecial@sedecgdl.com