En el Mundo

Arzobispo latino alienta a “estar despiertos” espiritualmente y no caer en la APATÍA en Navidad

DESPIERTOMons. José  Gómez, Arzobispo de Los Ángeles, alentó a estar al pendiente en este adviento y no caer en la mundanidad de la apatía.

2/Diciembre/2017, LOS ÁNGELES

ACIPRENSA

EN preparación para el Primer Domingo de Adviento, el Arzobispo de Los Ángeles (Estados Unidos), Mons. José Gómez, señaló que en esta época del año debemos “estar despiertos” espiritualmente, sacudirse la apatía y estar más conscientes de la presencia de Dios.

“MI oración por nosotros este año es para que hagamos de este Adviento una aventura espiritual de vivir una nueva conciencia de la presencia de Dios”, dijo Mons. Gómez en una columna publicada el 28 de noviembre.

“¡ADVIENTO es la época para que nosotros despertemos de nuestro sueño! Cuando estamos ‘despiertos’ a quién es Dios, entonces estamos ‘despiertos’ a quiénes somos nosotros y cuán preciosa es toda vida”.

EL Prelado explicó que Adviento es un tiempo de espera para la llegada de Cristo en Navidad, pero también es una oportunidad para que Dios se acerque a su pueblo, e indicó que este deseo del Padre de estar cerca de su creación es un aspecto único del cristianismo.

“Y creemos que nuestro Dios viene a estar con nosotros, que nos ama tanto que se hace a sí mismo uno de nosotros, compartiendo toda la experiencia de nuestra humanidad, comenzando como un pequeño niño en el vientre de su madre”, afirmó.

“ESTA es la hermosa verdad que anticipamos en estas cortas semanas que nos llevan a la Navidad”, dijo.

MINS. Gómez alentó a los cristianos a no volverse “insensibles” a la presencia de Dios, y recordó los ejemplos en el Nuevo Testamento, cuando los apóstoles se quedaron dormidos en el huerto de Getsemaní.

REFLEXIONANDO sobre el hashtag #staywoke (estar despierto) para redes sociales, el Arzobispo destacó que “permanecer despierto” significa más que solo tener conciencia de los temas políticos y sociales. En vez de eso, dijo, el Adviento es una oportunidad de estar “‘despierto’ a quién es Dios”, y “‘despiertos’ a quiénes somos, y cuán preciosa es toda vida”.

“ASÍ, podemos hacer un nuevo esfuerzo durante esta temporada santa, para bajar un poco la velocidad en nuestras vidas; bajar un poco el volumen; tomarnos un tiempo y hacer algo de espacio en nuestras vidas para estar tranquilos con Dios”.

ESTO toma práctica, dijo, y citó el ejemplo del recientemente beatificado Solanus Casey. El Arzobispo dijo que aunque muchos milagros se han atribuido a la intercesión del sacerdote capuchino, esos no fueron lo que lo hizo santo, sino su deseo de servir a Dios constantemente, y encontrarlo en el presente.

“ESTE es nuestro propósito en la vida: ser fieles al momento presente. Cuando estamos ‘despiertos’ a la presencia de Dios, nuestros corazones están abiertos a hacer su voluntad y a vivir de acuerdo a su amoroso plan para nosotros”.

“Y Él nos ha creado para hacer cosas grandes”, dijo.

MONS. Gómez alentó a los católicos a rezar para ser más conscientes del amor infinito de Dios y entender que la persona está más viva en este amor.

“NECESITAMOS hablar con Dios y decirle: ‘Señor, sé que estás cerca de mí. Sé que, en tu amor, tú vienes a caminar conmigo”, dijo.