Proceso Diocesano

ASUMIR EL OBJETIVO ES FORMAR EQUIPO CON JESÚS.

Unido al Pastor este equipo marca el rumbo pastoral.

Vicaría Diocesana de Pastoral.

Oscar Maldonado Villalpando Pbro.

Al iniciar la Reunión Conjunta del mes de abril, esta convicción fue claramente expuesta en la oración dirigida por el Señor Cura J. Luis Llamas. Jesús nos pide vivir la comunión, caminar no en forma aislada o improvisada sino juntos, en equipo. Así sucedió esta singular mañana del día 30 de abril de 2014, en las instalaciones de la curia arquidiocesana.

El estar en equipo supone una gran apertura al Evangelio, aceptar la voluntad de Dios en forma objetiva, sin dejarse llevar en forma recalcitrante por otros intereses o puntos de vista paraticulares. Nuestra reunión no se queda solamente en estudiar, lo más importante es vivir la vida de Jesús. Debemos pasar de los equipos de estudio a los equipos de vida, de vida integral. Cristo vivió en equipo, formó el equipo de sus Apóstoles. El envío de los 72 fortalece esta convicción. Al mismo tiempo el Espíritu Santo viene en Colegio sobre los Apóstles reunidos en comunidad. Siempre debemos tener presente que Cristo es el centro de nuestra vida, si tuviéramos otro centro personal, fuera de lo que es  Cristo significa que no somos discípulos, que no tenemos la vida de Cristo.

LO QUE DICE EL EVANGELIO.

“El Espíritu del Señor está sobre mí” Enseguida se propuso el fragmento del Evangelio de S. Lucas 4, 14-21, como tema de Lectio Divina, para reflexionar y hacer vida esta parte del texto. Es el episodio donde Jesús se presenta en la sinagoga de su tierra, Nazaret. Serenamente, sustancialmente todos los presentes entraron en contacto vivo con este momento de Jesús. Poco a poco los participantes fueron dando su respuesta personal, su propósito, su oración. Lo más señalado fue que en la tarea pastoral urge dejarse llevar por el Espíritu como el mismo Señor Jesús.

UBICACIÓN.

La metodología participativa.

Debemos tener mucha claridad en los elementos de nuestro Objetivo Diocesano que anima todo nuestro caminar: “Impulsar la Nueva Evangelización, mediante el anuncio del kerigma a todos y la formación integral permanente para fortalecer nuestras comunidades eclesiales y nuestro pueblo en Cristo tenga vida” Este objetivo es nuestro emblema y ha de iluminar e inspirar todas nuestras acciones. Cada instancia derivará de él sus metas y actividades.

La meta para este año es Dar seguimiento a la Asamblea Diocesana 2013 y preparar la Asamblea Diocesana 2014.

La Actividad para esta reunión es Compartir las metas y su proceso de elaboración en las distintas instancias pastorales y visualizar lo que queremos y podemos lograr en la Asamblea Diocesana 2014.

Seguidamente, Monseñor Rafael Hernández Morales, expresó un saludo para todos los Vicarios Episcopales, Encargados de Comisiones Diocesanas y de la Vida Consagrada, de parte del señor Obispo don Leopoldo González, Vicario de Pastoral, que se encuentra en la reunión de la CEM, en la ciudad de México. De igual forma, comentó el sentir del Emmo. Señor Cardenal que está muy al pendiente del Proceso Pastoral.

Decía Monseñor Rafael que más allá de las técnicas importa la actitud de los agentes. El proceso nos pide un estilo de trabajar. Podemos decir que el contenido es el método y el método es el contenido. La tarea, el ministerio pastoral es vida más allá de las técnicas. De ahí, se pedía, no utilizar muchos términos raros en bien de la participación de todos, apegarse a la sencillez. Pero eso sí, tomar el camino cierto hacia un lenguaje común, tenemos coincidencias en la forma de pensar, pues ahora es importante hablar el mismo lenguaje pastoral. Que al hablar entendamos lo mismo.  Nos falta emparejarnos en hablar el mismo idioma pastoral, es algo en que se avanza paulatinamente. Pero estamos en el camino y debemos valorar positivamente lo que se ha avanzado. Eso nos lo dice palmariamente el Objetivo. Hacia allá queremos ir.

TRABAJAR POR INSTANCIAS.

Luego se indicó que cada grupo manejaría las aportaciones que se recibieron en la Vicaría de Pastoral. Pero antes el P. Rafael decía que este Equipo, el de los Vicarios Episcopales, los Encargados de Comisiones Diocesanas y de la Vida Consagrada, este equipo tan representativo es el que dirige el caminar pastoral de la Diócesis, es el que ha de proponer al Señor Obispo el sentir del pueblo cristiano, no es el Equipo de la Vicaría, que solamente tiene la labor de recibir, organizar y presentar el material para trabajar.

Se señalaba que lo propuesto desde este Equipo representativo –De la Reunión Conjunta- ha de ser presentado a la Asamblea Diocesana a fin de que cada instancia reconozca su aportación. Hoy los grupos examinarán como se sacaron estas conclusiones y qué cosas facilitaron o dificultaron su elaboración. Con los Vicarios Episcopales cordinó el Sr. Cura Juan Manuel González López y el Sr. Cura Lic.  Héctor López Alvarado. En las Comisiones Diocesanas el Sr. Cura Lic. Gerardo Jiménez Lozano y el  Pbro. Lic. Eduardo Vargas Flores. En la Vida Consagrada, la H. Claudia Hernández, HCJX, y el P. Lázaro de la orden de S. Francisco.

EL PLAN NO ES SOLO QUÉ HACER, ES EXPRESIÓN DE NUESTRO SER.

Al final se tuvo el plenario donde se fue reflejando ese lenguaje común que se busca. En algunas oportunidades el Señor Cardenal ha dicho de que todo empieza en el ser, en recobrar la identidad, la consagración y el resultado natural y lógico será la misión. El Proceso Diocesano está en marcha. Se ha aclarado que debido a que el Seminario Menor cumple 50 años, el Corpus será en esta casa, el tradicional martes 24 de junio de 2014. Por tanto la Asamblea Diocesana que será en esta misma casa, inicia el día 25 de junio y termina el día 27. Con todas estas aportaciones, ahora sí el Equipo Base de la Vicaría hará el programa de la Asamblea, para ello tendrá una reunión intensa el 6, 7 y 8 de mayo de 2014, en la casa de Mezcala.