En el Mundo

Cardenal pide oración tras colapso de puente en Génova

Genova

Luego del desplome del Puente Morandi en Génova (Italia) que provocó la muerte de al menos 30 personas, según informes del Ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini; el Arzobispo de la ciudad, Cardenal Angelo Bagnasco, lamentó lo sucedido y calificó esta tragedia como una “herida” para todos los habitantes de la región.

14/Agosto/18   Por: David Hernández Cruz /ArquiMedios

La ciudad “está herida por esta tragedia, pero no será doblegada. De esta saldrá consolidada en el espíritu de solidaridad que hace parte de su ánimo y por la ayuda concreta de la que siempre ha hecho gala”, declaró para la agencia SIR.

Sobre las acciones concretas que realiza la Arquidiócesis en apoyo a las víctimas, el purpurado resaltó que ya se están efectuando algunas “a través de las parroquias, y de modo particular con los párrocos de la zona donde ocurrió la tragedia”.

Asimismo el Cardenal afirmó que irá al lugar de los hechos “apenas se me autorice, porque ya lo he solicitado. Iré apenas las autoridades competentes lo permitan” y “con las indicaciones respectivas para no crear problemas ante las operaciones que allí se realizan”.

Toman cartas en el asunto

El ministro de Transportes italiano, Danilo Toninelli, anunció que las autoridades investigarán las causas de tras del colapso que se registró al mediodía de este martes 14 de agosto.

El puente fue construido en los años 60 y se conoce como el Morandi. La estructura se encuentra rodeada por múltiples fábricas, una zona demasiado habitada durante el día.

En 2016 se llevaron a cabo trabajos de reestructuración en la construcción de 1,2 kilómetros de largo, una de las principales arterias hacia la Riviera Italiana y la costa sur de Francia.

Matteo Salvini informé que 200 elementos del equipo de bomberos ya se encuentran realizando labores de rescate para localizar a las personas que quedaron atrapadas bajo los escombros.