En Guadalajara

Cardenales mexicanos, aniversarios en Guadalajara

CARDINALSSPor unos días de diferencia, nuestros Cardenales tapatíos festejan sus aniversarios, motivo de alegría para la feligresía de Guadalajara. 

José de Jesús Parada Tovar

CON apenas dos días de diferencia, en este mismo mes, los Cardenales jaliscienses José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara, y su antecesor, D. Juan Sandoval Íñiguez, Arzobispo Emérito, cumplen, respectivamente, 10 y 23 años de haber sido investidos con la púrpura cardenalicia; el primero de los mencionados, por parte del Papa Benedicto XVI (actualmente Emérito) el 24 de noviembre de 2007, y el segundo el 26 de noviembre de 1994 por designación del Papa Juan Pablo II, hoy Santo.

COMO es sabido, la Santa Sede ha distinguido a la Arquidiócesis de Guadalajara agregando al Sacro Colegio Cardenalicio a sus cinco más recientes Arzobispos Metropolitanos, cuatro de los cuales han sido Electores Papales (y elegibles) en diversos Cónclaves, mientras que el Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo no lo fue, por haber sido arteramente asesinado. Los Cardenales José Salazar López y Juan Sandoval participaron en dos diferentes Cónclaves. Los Cardenales José Garibi Rivera y Francisco Robles han sido Electores en una ocasión.

OTRO dato interesante es el hecho de que, de los 12 Prelados mexicanos que han sido incorporados al denominado Senado de la Iglesia Universal a partir de 1958, los Arzobispos Robles Ortega y Sandoval Íñiguez son de los que han accedido al cardenalato a más temprana edad: el primero, a los 58 años, y el segundo a los 61. D. Ernesto Corripio Ahumada, Arzobispo Primado de México, a los 60, y su sucesor, D. Norberto Rivera Carrera, a los 55.

EL Título del Cardenal Sandoval, como miembro honorífico del Clero de Roma, es el de “Santa María de Guadalupe y San Felipe de Jesús, en la Vía Aurelia”, que corresponde a una iglesia parroquial que atienden los Padres Legionarios de Cristo. Ese mismo Título ostentó, por vez primera y durante sus escasos dos años Como Cardenal, el Arzobispo Posadas. A su vez, el Cardenal Robles tiene el Título de “Santa María de la Presentación”.

Cronología cardenalicia en nuestro país

PRIMER Cardenal mexicano, a sus 69 años, fue el sexto Arzobispo de Guadalajara, D. José Garibi Rivera, tapatío, investido por el Papa Juan XXIII el 15 de diciembre de 1958 con el Título de “San Onofre”.

EL Arzobispo Primado de México, Miguel Darío Miranda Gómez, guanajuatense, a los 73 años, fue sumado al Colegio Cardenalicio por el Papa Paulo VI (hoy Beato) el 28 de abril de 1969 con el Título de “Santa María de Guadalupe, en Monte Mario”.

TERCER Cardenal mexicano, a sus 63 años, fue el séptimo Arzobispo de Guadalajara, D. José Salazar, jalisciense, llamado a su célula de Consejeros por el propio Paulo VI el 5 de marzo de 1973 con el Título de “Santa Emerenciana”.

CON el Título de “La Inmaculada”, el Arzobispo de México, D. Ernesto Corripio Ahumada, tamaulipeco, fue el primero de los seis Cardenales mexicanos que creó el Papa Juan Pablo II, con fecha del 30 de junio de 1979.

FUE hasta 1991, el 28 de junio, cuando el propio Pontífice elevó al rango cardenalicio al octavo Metropolitano de Guadalajara, D. Juan Jesús Posadas, cuando éste tenía 64 años de edad.

TRES años después, el 26 de noviembre de 1994, el Santo Padre impuso el birrete y anillo cardenalicios, por vez primera en la Historia en un mismo Consistorio, a dos Eclesiásticos mexicanos: al ya referido Arzobispo Sandoval Íñiguez, y al Arzobispo de Monterrey, D. Adolfo Antonio Suárez Rivera, chiapaneco, quien asumió, a los 67 años, el vacante Título de “Santa María de Guadalupe, en Monte Mario”.

TAMBIÉN Juan Pablo II concedió la dignidad cardenalicia al Arzobispo de México, D. Norberto Rivera, duranguense, el 21 de febrero de 1998, confiriéndole el Título de “San Francisco”.

POR último, el 21 de octubre de 2003, el “Papa viajero” añadió al Colegio de los Cardenales al Obispo Emérito de Zacatecas, D. Javier Lozano Barragán, toluqueño, de 70 años, asignándole el Título de la Diaconía de “San Miguel Arcángel” y allegándolo al servicio cercano de la Sede Apostólica, concretamente al frente del Pontificio Consejo de los Agentes Sanitarios.

COMO ya quedó apuntado, el único mexicano nombrado Cardenal por el Papa Benedicto XVI es el décimo Arzobispo de Guadalajara, D. José Francisco Robles, cuando era Arzobispo de Monterrey.

POR su parte, el Papa Francisco ha investido recientemente a dos mexicanos como Cardenales de la Santa Iglesia: el 14 de febrero de 2015 a D. Alberto Suárez Inda, guanajuatense, cuando a sus 76 años era Arzobispo de Morelia, otorgándole el Título de “San Policarpo”, y el 19 de noviembre de 2016, con el Título de los “Santos Fabiano y Venancio”,  a D. Carlos Aguiar Retes, nayarita, Arzobispo de Tlalnepantla, a sus 66 años de edad.

Curiosidades

APARTE de los aludidos Cardenales jaliscienses Garibi, Salazar, Sandoval y Robles como Electores Papales, el único mexicano restante (hasta ahora) como votante, es el Cardenal Rivera, en los Cónclaves de 2005 y 2013.

POR oriundez de Entidades Federativas de la República, ha habido cuatro Cardenales de Jalisco; tres de Guanajuato; y uno del Estado de México; uno de Nayarit; uno de Chiapas; uno de Durango y uno de Tamaulipas.

POR origen de Diócesis: tres de Guadalajara; dos de Morelia; uno de Durango; uno de Autlán; uno de Tepic; uno de León; uno de Zamora; uno de Tampico y uno de San Cristóbal Las Casas.

CON más años como Cardenal, pues totalizó casi 29, figura en primer lugar el Arzobispo Corripio Ahumada. Le siguen el Arzobispo Juan Sandoval, con 23 años como Cardenal; el Arzobispo Norberto Rivera con 19; el Arzobispo Salazar López con 18, y el Arzobispo Miranda Gómez con casi 17.

A la fecha, sobreviven los Cardenales Sandoval, Lozano, Rivera, Robles, Suárez Inda y Aguiar.

EN tres períodos distintos, los cinco Cardenales Arzobispos de Guadalajara han coincidido, como Arzobispos Eméritos, con su respectivo antecesor o sucesor: el Cardenal Garibi (hasta su muerte, el 27 de mayo de 1972, con su relevo, D. José Salazar. El Cardenal Salazar López (fallecido el 9 de julio de 1991), con el recién investido Cardenal Posadas Ocampo. Y, actualmente, los purpurados Sandoval Íñiguez y Robles Ortega.