Equipo Base de la Vicaria

SE define el proyecto de trabajo para la V Asamblea

toluquillaAnimar la evaluación y renovación de las estructuras diocesanas de pastoral

03/ Mayo/ 2017. Guadalajara, MÉXICO.

Sr. Cura Carlos Aguilar Díaz

CON la “resaca” del gozo de la Pascua, la esperanza de seguir impulsando el proceso pastoral diocesano de los últimos años, cobijados por el ambiente natural que impera en la casa de oración de los Misioneros de Guadalupe, en Toluquilla, convocados previamente, nos reunimos la mayoría de los integrantes del Equipo Base de la Vicaria de Pastoral. El objetivo: organizar la V Asamblea Diocesana de Pastoral, a llevarse a cabo los días 21, 22 y 23 del mes de junio próximo.

COMENZAMOS el lunes 24 de abril, disponiendo nuestro corazón al Espíritu, meditando, con el esquema de la “Lectio Divina”, el texto de san Lucas 10, 1-11 (Envío de los setenta y dos discípulos), de cuyas reflexiones fuimos enriquecidos mutuamente al compartir las “luces” en él transmitidas, como ayuda para nuestro trabajo.

Ya iluminados por la Palabra, se presentó el “pre-proyecto” sugerido por la Reunión Conjunta, base para establecer el Objetivo General de la V Asamblea Diocesana de Pastoral, a saber: “Animar la evaluación y renovación de las estructuras diocesanas de pastoral, a la luz de las siete líneas comunes, para que en Cristo nuestro pueblo tenga vida, especialmente las tres periferias existenciales prioritarias”.

La V Asamblea, se desarrollará, como trabajos anteriores, en 4 momentos metodológicos: “Ver con los ojos del Padre”, “Iluminar con los criterios del Hijo”, “Actuar bajo el impuso del Espíritu Santo” y “Celebración festiva”.

Con el fin de facilitar y/o agilizar el trabajo, se distribuyeron los momentos de acuerdo a los equipos que conforman el Equipo Base: 1er. Momento: Equipo de Análisis de la Realidad; 2º Momento: Equipo de Planeación y Seguimiento; 3er Momento: Equipo de Comunicación y Medios.

Cada equipo se dio a la tarea de formular el objetivo para cada momento, la “dinámica de trabajo” y el cronograma del día correspondiente. Luego, el trabajo realizado por los equipos, se propuso en plenario para su valoración, corrección y aprobación. Después de aprobados los esquemas de trabajo de cada equipo, en paréntesis necesario, se estructuró la agenda para la reunión anual de Comisiones y Secciones, a realizarse los días 16 y 17 del mes de mayo próximo. Dicha jornada tiene la finalidad de “animar a mejorar la articulación y vinculación de las Comisiones y Secciones entre sí, y con las otras instancias”, propuesta de la reunión anterior, con los momentos metodológicos, ya tradicionales.

EL MARTES 25, Fiesta de san Marcos Evangelista, iniciamos la jornada del día, primero compartiendo la “Mesa” de la Palabra y de la Eucaristía, para alimentar el alma, luego los alimentos para fortificar mente y cuerpo.

La siguiente sesión de Equipos, tuvo como finalidad, con las aportaciones del plenario, sugeridas el día anterior, formular ya, de manera específica, el trabajo a realizar en la V Asamblea, de acuerdo al momento que a cada equipo toca coordinar. Se asignaron los responsables de cada actividad del momento y se precisó el contenido, la dinámica y el horario de cada jornada. El trabajo de nuevo se presentó al plenario del Equipo Base, para nuevas observaciones, correcciones y aprobación, con el fin de ir formulando el “Folleto Guía” para los asambleístas.

De acuerdo al objetivo de éste año, la V Asamblea Diocesana de Pastoral, ha de partir de las Metas que las distintas instancias han elaborado, para dar respuesta a las Periferias Existenciales Prioritarias en nuestra Diócesis.

TAREA medular de nuestra V Asamblea, será suscitar la necesidad de revisar nuestras Estructuras Diocesanas de Pastoral, de manera constante, a la luz de nuestras Líneas Comunes de Acción y, de ser necesario, favorecer la renovación de las mismas, para que vayan siendo y dando, verdadera respuesta a los desafíos que nos plantean las Periferias Existenciales Prioritarias, y seguir así cumpliendo la misión de comunicar la vida de Cristo a nuestro pueblo.

Es necesario que, como Asamblea, lleguemos a consensos comunes, mediante un discernimiento responsable, sobre las exigencias que nos plantean las Líneas Comunes de Acción, a cada una de nuestras Instancias (Estructuras) Diocesanas, a fin de que toda posible renovación, tenga bases y objetivos sólidos, y que nuestra “salida” y respuesta a las Periferias, sea con rumbo. Esto es lo que pretendemos lograr en la tercera jornada de nuestra V Asamblea.

La presencia de la Santísima Virgen de Zapopan, ha sido de gran relevancia en la evangelización de nuestras comunidades diocesanas. También ha sido de gran importancia en la animación de los trabajos de las anteriores Asambleas y demás acciones de pastoral. Ella siga acompañando nuestro caminar, nuestros anhelos y esperanzas, los trabajos de nuestra V Asamblea Diocesana de Pastoral.

Terminamos nuestra reunión por la noche, un poco cansados, pero con mucha esperanza en los frutos que se alcancen de ésta Asamblea y con mucha confianza de que Dios, por su Espíritu, hará muy bien su “tarea”.

Por Cristo, con Cristo, en Cristo…para Cristo.