En el Mundo

Católicos de Siria dedicaron el primer día del 2018 a rezar por la PAZ

4PAXDespués de mucho tiempo en que en este país ha estado asolado por la guerra y la persecución, los fieles piden con vehemencia el deseo de paz para su pueblo.

1/Enero/2018

María Ximena Rondón

EN el primer día del 2018, obispos de todos los ritos católicos de Alepo, una de las ciudades más golpeadas por la guerra civil en Siria, se reunieron para celebrar una Misa en la que pidieron por la paz.

LOS Prelados presidieron la Eucaristía el 1 de enero, porque ese día la Iglesia Católica celebró la 51° Jornada Mundial de la Paz, bajo el lema “Migrantes y refugiados: hombres y mujeres que buscan la paz”.

SEGÚN informó SOS Cristianos en Siria a través de su cuenta de Facebook, la Misa fue presidida por el Arzobispo católico greco-melquita de Alepo, Mons. Jean-Clément Jeanbart, en la Iglesia greco melquita de San Jorge.

“LA Jornada es realmente providencial, porque comienza un nuevo año, tiempo especial, para renovar nuestro deseo de santidad, el deseo de servir a Cristo y a la Iglesia en la vocación a la que Dios nos ha llamado y por eso es un día especial para pedir por la paz; pero más importante que eso es la solemnidad que celebramos, María, Madre de Dios, Rey de paz”, indicaron.

TAMBIÉN señalaron que fue “hermoso” poder “constatar la unidad de la Iglesia por la celebración de varios obispos de distintos ritos presentes en Alepo”.

“DEMOS gracias a Dios, que no deja de bendecirnos, a pesar de nuestros pecados e infidelidades y pidámosle el don de la paz, para los países de Medio Oriente y de todo el mundo”, expresó SOS Cristianos en Siria.

ACTUALMENTE, la Iglesia Católica desarrolla varias iniciativas para ayudar a los cristianos y a la población local a recuperarse, luego de haber sido escenario desde el año 2012 al 2016 de los enfrentamientos entre el gobierno sirio y grupos terroristas como el Frente Al- Nusra, el Ejército Libre Sirio y el Estado Islámico.

LOS franciscanos de la Custodia de Tierra Santa tienen un programa de apoyo educativo para 150 niños y, a través de la Parroquia Latina de San Francisco, también ayudan