Proceso Diocesano

DIÁLOGO ENTRE LAS FUERZAS VIVAS DE LA ARQUIDIÓCESIS

Reunón conjunta, Vicarios  y Encargados de Comisiones.

El 19 de febrero de 2014, se realizó la reunión de Vicarios Episcopales, Encargados de Comisiones y de la Vida Consagrada, en las instalaciones de la Curia diocesana. A las 10:30 a.m.  el Señor Cura Enrique Azuara Gómez dirigió la oración, invitando a hacer en nuestros corazones y en esta reunión un espacio de silencio, propicio a la escucha del Señor y de los hermanos, luego se invocó a la Santísima Virgen.

Monseñor Rafael Hernández Morales, en la ubicación, hizo notar que era preciso retomar el proceso de diálogo entre estos representantes del Presbiterio y de los aspectos territoriales y funcionales de la Diócesis, atendiendo que el Emmo. Señor Cardenal don Francisco Robles ha dicho que los Vicarios Episcopales y los demás comisionados y los mismos decanos deben involucrarse más en el proceso pastoral.

La tarea es continuar profundizando en los retos que se plantearon en la reunión anterior, en el sentido que el espíritu de la Asamblea Diocesana había llegado a la base, a las parroquias, pero no en la forma suficiente.

Monseñor Rafael Hernández hubo de explicar como no fue posible la presencia del Emmo. Señor Cardenal y del Señor Obispo don Leopoldo González por sus respectivos compromisos, pero brindó la seguridad de su presencia espiritual, de su apoyo, su gran confianza en todos y  la esperanza de que todos los participantes brinden lo mejor de sí para bien del proyecto de esta Iglesia particular.

Recordó el objetivo general de estas actividades:  Darle seguimiento a la Asamblea Diocesana 2013 y seguir preparando  la Asamblea Diocesana 2014.

En cuanto al objetivo que busca esta reunión es priorizar los retos que las Vicarías Episcopales, las Comisiones Diocesanas con sus Secciones y la Vida Consagrada, discernieron en su reunión del pasado 15 de enero. Contemplar nuevamente cada departamento sus retos y clasificarlos, elegir los más importantes para asumirlos y darles respuesta adecuada.

LA MAESTRA DE LA VIDA.

El P. Tomás de Hijar Ornelas ubicó a toda la concurrencia, con motivo del 150 aniversario de la Arquidiócesis,  sobre la identidad de la Arquidiócesis, su esencia, su proceso.

Magistralmente el ponente dio un panorama completo de todo el devenir histórico de nuestra amada Iglesia local, hasta llegar a 1863, cuando se erige la Arquidiócesis. Bula que se ejecuta hasta el 17 de marzo de 1864, en Lagos de Moreno. Ahora esta celebración se inicia allí mismo,  por toda la Provincia, el 16 de marzo de 2014. Él mismo pidió que cada Vicaría Episcopal lleve un camión de fieles a esta inauguración solemne del Año Jubilar.

NUESTRO CAMINAR DIOCESANO.

Seguidamente el Lic. Pbro. Juan Eduardo Vargas Flores, dio las orientaciones para el trabajo medular de esta jornada. Primeramente expresaba la necesidad de priorizar los retos en un esfuerzo de articulación y vinculacion de los agentes, de los promotores de la Planeación Pastoral Diocesana.

Ninguna organización, grupo o movimiento  debe quedar fuera del proceso y sin perder sus carismas y su fisonomía propia. Se debe buscar que los acuerdos y propuestas pastorales bajen a la base y regresen a las instancias representativas.

Cada pastoral específica debe entrar plenamente al proceso pastoral, no caminar por su cuenta.  Que todos asumamos la metodología de la planeación en común. Hacer una pastoral integral e integradora.

TRABAJO POR INSTANCIAS.

Fue aquí donde cada grupo se fue a tratar los retos correspondientes, a dialogar y a aportar sugerencias viables para implementar el proceso pastoral señalado por el Señor Cardenal.

Luego de 45 minutos se llamó a reunión plenaria. Cada secretario de las 3 mesas leyó las aportaciones de su grupo.

Entre otras cosas, se propuso que los Vicarios Episcopales den seguimiento al proceso en sus decanatos. También pidieron clarificar el ser y quehacer del Vicario Episcopal. Fomentar la fraternidad al interno de la Vicaría.

La Vida Consagrada propuso difundir y asimilar los acuerdos con actividades concretas en este sector.

Las Comisiones y Secciones aportaron consolidar el trabajo de articulación y vinculación. Revisar la identidad de cada instancia. Crear espacios de encuentro. Seguir promoviendo la mística participativa.

Asumir las prioridades del anuncio del kerigma y la formación integral, por ello que todos los organismos laicales se integren al proceso. Dar a conocer los subsidios a todos y buscar estrategias de comunicación, sobre todo en el campo de la cibernética.

¿HACIA DÓNDE VAMOS?

El Señor Cura Juan Manuel González López  llevó adelante una recapitualación y los pasos dados hacia la Asamblea 2014. Necesidad de la Pastoral Planificada. Aparecida nos invita a pasar de la consevación a la pastoral misionera en conversión. D. A. 370.  Donde debe darse la participación en todos los momentos del proceso, desde el discernimiento, planeación y ejecución.  ¿Cómo hacerlo? Es aquí donde encontramos variedad de formas.

Iniciamos desde el punto de partida: No tenemos un plan de pastoral.

Necesitamos un objetivo y líneas comunes o sea las prioridades.

A partir de la Asamblea contamos con un Objetivo surgido en forma participativa, junto con sus prioridades.

Se ha hablado de bajr y subir de los acuerdos y resultados. Pero lo podemos decir mejor como un diálogo circular, en donde el proceso circula por entre los distintos niveles de iglesia.

Lo que sigue es formular metas, hacer la programación y el calendario.

Vamos hacia la Asamblea 2014, 24, 25 y 26 de junio, en el Seminario Menor.

EL P. ABEL CASTILLO Y LOS FESTEJOS DEL SESQUINCENARIO.

Del 20 de abril al 20 de junio será el IV Congreso Eucarístico Diocesano.  El pueblo de Dios debe involucrarse en el proceso diocesano, con la Vicaría. Se une así la Asamblea y el Congreso, que culmina con el Corpus.

El P. Secretario Canciller dio algunas indicaciones concretas.

Esta reunión nos da importantes pautas que son luz para nuestras actividades.