En el Mundo

EEUU: Los Directores Nacionales de Pastoral Hispana van al Congreso a peticionar

GRINGOSEn su conferencia anual, acentuaron los temas de justicia social que debe enfrentar la población hispana.

LA Asociación Nacional de Directores Diocesanos de Pastoral Hispana de Estados Unidos (NACDHM, por sus siglas en inglés) ha concluido la semana pasada su convención nacional. La temática principal de la jornada estuvo centrada en la participación activa de los líderes hispanos católicos en la realidad social del inmigrante hispano, en tiempos en que la política pone en jaque con despiadada fuerza a once millones de indocumentados en todo el país.

EL tema del migrante fue enfocado desde la Doctrina Social de la Iglesia. La primera charla estuvo a cargo de Donald Kerwin Jr., director ejecutivo del Center for Migration Studies, quien disertó sobre La enseñanza social católica sobre migrantes y refugiados, un llamado a la solidaridad y a la acción.

LUEGO, conforme a la corriente que impulsa a la Iglesia, especialmente desde la Convocatoria de Líderes Católicos que tuviera lugar en Orlando, Florida, en julio, con la participación de más de 3.000 líderes laicos y 180 obispos, se ofreció un panel sobre el tema La Iglesia en las periferias, dónde hemos estado, y dónde estamos ahora, a cargo de Ivonne Guillen y Jill Rauh, por el Departamento de Justicia, Paz y Desarrollo Humano, de la Conferencia Episcopal de EEUU.

ZENIT consultó a la presidenta de la Asociación Nacional de Directores Diocesanos de Pastoral Hispana, la uruguaya Estela Villagrán Manancero, sobre el porqué de la temática social tan marcada en la jornada,  quien expresó que “esta conferencia del 2017 es atípica. Desde la celebración de los 25 años de historia de la asociación evaluábamos cómo debíamos seguir, cómo continuar acompañando a los directores y a su vez estrechar su zona de confort. Con ayuda de algunos amigos que nos recordaron el poder que representábamos, comenzamos a soñar con un día de cabildeo. La idea era que los directores de pastoral visitemos oficinas de senadores y diputados para solicitarles que apoyen la causa de los inmigrantes.” Sobre el procedimiento seguido, Villagrán Manancero comenta: “Durante el año preparamos a nuestros miembros a través de webinars acerca de los asuntos urgentes que teníamos que defender, con técnicas prácticas para hacer las visitas a los legisladores. Durante la conferencia tuvimos diferentes talleres para informar sobre modos de comportarse y expectativas. También tuvimos una presentación de la realidad de los cambios actuales y su relación con la Doctrina Social de la Iglesia”.

SOBRE la acción emprendida, la presidenta expresa que “un día de la conferencia anual fue dedicada al cabildeo. Los directores diocesanos de pastoral hispana de Estados Unidos decidimos visitar a nuestros senadores y diputados nacionales para defender los derechos de nuestros dreamers, de nuestros jóvenes, que llegaron al país de pequeños, y tienen toda una vida establecida aquí, pero carecen de documentos de residencia. Están protegidos por DACA, pero pueden perder la protección”.

DACA y los dreamers o soñadores

DACA, siglas por Deferred Action for Childhood Arrivals (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, en español) es una orden ejecutiva del expresidente Barack Obama del año 2012 emitida con el fin de beneficiar a un grupo importante de inmigrantes que llegaron al país antes de cumplir los 16 años, que no cuentan con residencia legal en Estados Unidos, que progresan en sus estudios y no han sido convictos por delito grave. Son llamados soñadores, dreamers en inglés. 800.000 jóvenes se presentaron para ser admitidos en este programa.

EL 5 de septiembre, el presidente Donald Trump anunció que el programa fue rescindido, lo que significa que no se aceptan ya nuevas solicitudes. Aquellos beneficiados por DACA, que poseen un permiso de trabajo que vence antes del 5 de marzo 2018, podrán renovarlo por dos años. El Poder Ejecutivo le da al Congreso un plazo de seis meses, a partir del 5 de septiembre, para que tome posición antes de que el Gobierno Federal cancele oficialmente la renovación de permisos a beneficiados por DACA.

SOBRE el tema, Lía Salinas, directora del Miniserio Hispano de la arquidiócesis de Baltimore, expresó que “Hoy hemos venido a abogar por los dreamers, para ser una voz ante nuestros legisladores, para pedirles que renueven el Dream Act -DACA-, y también para apoyar la gestión del TPS (Temporary Protected Status, beneficio migratorio temporal), que protege a centroamericanos y haitianos, y también para abogar por ayuda al extrajero que llega a través de Catholic Relief Services y Bread for the World”.

A su vez, el Mons. Alberto Rojas, obispo auxiliar de Chicago, y asesor de la Asociación Nacional de Directores de Pastoral Hispana, aclaró que “se hizo el cabildeo por la necesidad tan grande que existe de apoyar a tantos migrantes que tienen tanto tiempo aquí, especialmente los dreamers, a quienes se les corta de pronto el programa de protección -DACA-, y no tienen adónde ir”.

Opción misionera

LA Misa final de la conferencia, fue celebrada por Mons. José Gómez, arzobispo de Los Angeles, y vicepresidente de la Conferencia de Obispos Católicos de EEUU, USCCB, por sus siglas en inglés. Antes de dicha celebración, el arzobispo Gómez dio una charla referida al Liderazgo hispano en nuestra Iglesia en Estados Unidos y nuestra opción misionera. Al respecto, expresó el Obispo Rojas que “la opción misionera viene del mensaje cristiano, que en esencia es misionero: llevar el mensaje de Jesús a todas partes”, y concluyó: “Esperamos que todos los líderes de la pastoral hispana sigan interesados en formarse, en estar más preparados para poder servir mejor”.

AL final de la conferencia, expresó Villagrán Manancero que se trató de “una conferencia enfocada en la acción. Todos nos sentimos que contribuimos nuestro granito de arena en el cambio de los votos de la ley para proteger a los jóvenes bajo DACA. Fuimos protagonistas de nuestro destino y con ello intentamos cumplir con el mandato que nos da el  bautismo, de ser profetas, denunciando las injusticias de nuestro sistema migratorio”. Sobre las metas futuras de la Asociación, Villagrán mencionó que “la idea para el próximo año es terminar con el V Encuentro de Pastoral Hispana, extender nuestros brazos a  nuestros hermanos afroamericanos y seguir en colaboración con otras organizaciones que luchan por los mismos ideales”. Y remató: “También queremos apuntar a la profesionalización de nuestra asociación. Necesitamos una oficina y director ejecutivo”.