Proceso Diocesano

EL DILEMA ES PLANEAR O IMPROVISAR EN PASTORAL

reunión conjunta feb 2015 2¿Cuál predomina en nuestro apostolado?

Vicaría Diocesana de Pastoral

Es justo comprender que las dos cosas se presentan comúnmente, que hay situaciones emergentes en que es preciso improvisar, pero no siempre. Este fue el planteamiento fundamental en la reciente Reunión Conjunta que se tiene los terceros miércoles de los meses pares, y que, esta vez, correspondía al miércoles de ceniza, por eso se trasladó a este miércoles 25 de febrero de 2015, se realizó en las instalaciones del Centro Diocesano de Pastoral.

En esta mañana que asoma el cambio de los tiempos, se dieron cita los convocados por sus tareas y representaciones: El Equipo Base de la Vicaría de Pastoral, los Señores Vicarios Episcopales, que participaron en buen número, los encargados de Comisiones y sus Secciones con los coordinadores laicos, que también estuvieron bien representados, así como La Vida Consagrada, también con importante presencia. Se respiraba un aire de entusiasmo, se dejaba sentir una actitud prospectiva, comprometida y esperanzada.

El objetivo general, en estos meses ha sido dar seguimiento a la II Asamblea e ir preparando la IIIAsamblea Diocesana y el objetivo concreto de este acontecimiento es reafirmarnos en la espiritualidad y proceso de la metodología participativa.

ATENTOS A LA REALIDAD

Luego de la oración, Monseñor Rafael Hernández Morales, ubicó el momento de esta jornada, la temática a tratar y lo que se pretende conseguir. Luego se pasó a revisar, realizadas las Asambleas Vicariales, la marcha del Proceso Pastoral y la calidad de respuesta, el grado en que se han involucrado los agentes en cada territorio y tarea pastoral.

¿Cómo palparon la participación?

¿Qué dificultades se podrían señalar?

El Padre Federico Vaca, que dirigió este momento, motivaba a dar las experiencias. Fueron surgiendo las aportaciones que hacían presente el vivir de las distintas comunidades y el modo de respuesta en los distintos organismos apostólicos.

En la primera parte hubo numerosas intervenciones muy significativas. Como la reacción favorable de las parroquias, los decanatos y las mismas reuniones de Vicarías o las Comisiones; de parte del representante del Seminario se señalaron importantes avances en la información y participación de los alumnos en temas y acciones de pastoral; muchos laicos pudieron expresar su experiencia vivida, del mismo modo las religiosas presentes; se señalaron los medios más eficaces para difundir la información del proceso y el conocimiento de las 7 Líneas Comunes.

Enseguida, sobre las dificultades encontradas, se señalaron algunas, no falta la parroquia que está al margen de este movimiento, todavía no hay un lenguaje común generalizado, cosa que hace más difícil caminar juntos. El padre Martín del Campo insistía como luego del estudio, todo debe llevar a proyectos concretos. Esta dinámica, con toda seguridad, da un perfil más positivo que negativo de nuestro caminar. De esta forma se cerró este primer momento de mirar a la realidad.

ILUMINACIÓN

A eso de las doce del día hubo un merecido receso y refrigerio, así como la animada convivencia de los distintos agentes en un clima muy alegre y fraternal. Hubo que retomar las actividades acordadas, alabando a la Santísima Virgen con el rezo del Ángelus.

En la siguiente actividad expositiva se trató el tema de la inspiración espiritual para la planeación participativa a cargo del P. Dr. José Marcos Castellón. Partió del libro del Génesis en el episodio de la zarza ardiente. Moisés tuvo que acercarse para conocer, para explicarse el misterio de la zarza que no se consumía. ¿Por qué? Luego el Padre explicaba 5 pasos muy importantes: Estar atentos, en una conversión a la realidad, libres de prejuicios, contemplar la realidad con apertura, aceptar, convertirse intelectualmente, usar los medios científicos para llegar finalmente al amor, que es la meta de todo proceso.

El segundo aspecto fue tratar el tema de la Planeación Participativa desde la perspectiva del método, de la técnica. Planear se opone a improvisar. ¿Cómo procedemos? ¿Cómo debemos actuar, planeando o improvisando? En la realidad hacemos las dos cosas, hay situaciones que obligan a improvisar. Otras actividades las planeamos. Pero debemos ir avanzando en un proceso de planeación que sea participativa.Esto fue tratado por el Señor Cura Juan Manuel González López, que expuso, de forma ligera, al menos los cinco principales Sistemas de Planeación. En los cuales varía principalmente la participación. En alguna dominan los acuerdos tomados por las cúpulas, que a nivel empresarial, sobre todo, buscan la eficacia e informan a las bases sobre su tarea, como colaboradores, ejecutores y asalariados. Los métodos más conocidos, en el terreno eclesial son la Planeación por Prioridades y la de Opciones Preferenciales, toda planeación tiene sus cualidades y sus limitaciones. En estas últimas se da privilegio a la metodología participativa. Todos piensan, planean, organizan y ejecutan.

ASUNTOS PRÁCTICOS

Monseñor Rafael Hernández coordinó este último momento en que se informó de asuntos prácticos, sobre todo de la presentación del Plan Escrito, que está en vigilia de entrar y salir a la imprenta. Luego dio avisos de la marcha hacia la III Asamblea de Pastoral en junio de 2015. Finalmente se dieron indicaciones sobre el material del Sínodo ordinario de la familia.

Una vez más, los agentes privilegiados de esta Reunión Conjunta, han puesto en común el gran esfuerzo de impulsar el Proceso Diocesano de Pastoral hacia el VI Plan.