Proceso Diocesano

EL OBJETIVO DIOCESANO PRETENDE VIGORIZAR LA MARCHA.

Nueva Evangelización y Misión Continental: dos nombres, una realidad

¿QUÉ VAMOS A ATENDER DE TANTAS PROPUESTAS?

Podría alguien argumentar, especialmente ahora que el Santo Padre Francisco ha dicho a los obispos de América, en Brasil, que hay que trabajar en la Misión Continental. ¿No estaremos desfasados al optar por La Nueva Evangelización?

Si valoramos lo que se quiere decir  en cada una de las expresiones podremos concluir con precisión. La Nueva Evangelización nace del mandato expreso del Señor, “Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio”, partiendo de esa base, el Papa Juan Pablo II la empezó a proponer también en América, ya hace casi 30 años, con este nombre: el mandato de siempre, con esta nueva expresión, que es el esfuerzo de responder a la situación concreta, en el aquí y ahora.

La Misión Continental es el mandato de Aparecida. Y Aparecida, el documento, inicia así: “Con la luz del Señor Resucitado y la fuerza del Espíritu Santo, Obispos de América nos reunimos en Aparecida, Brasil, para celebrar la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y El Caribe. Lo hemos hecho como Pastores que queremos  seguir impulsando la acción evangelizadora de la Iglesia”

“seguir impulsando la acción evangelizadora”

¿LA MISIÓN CONTINENTAL Y LA NUEVA EVANGELIZACIÓN SON ALGO DISTINTO?

Tan solo teniendo en cuenta lo que se ha mencionado y, que es de sobra conocido, y muy ampliamente, por muchos agentes, estamos tratando una misma realidad, una misma encomienda, una misma tarea. Será cuestión de matices, de circunstancias, de tiempo, algo así como los círculos concéntricos, ¿dónde es una, hasta donde llega la otra?: Lo podrán abundar los grandes conocedores y especialistas. Se podría decir que en Europa, dada la situación de envejecimiento en la fe, la llamada sea más  oportuna diciendo: “Nueva Evangelización” es la consigna y en América, la Misión Continental, a la que ya el Papa Francisco no designo ni siquiera como “permanente” sino sencillamente, “Misión Continental”

RENACE LA ESPERANZA.

Está claro lo que hemos vivido, el Emmo. Señor Cardenal don José Francisco Robles, a poco tiempo de su llegada, en aquellos primeros diálogos directos, en las Vicarías Episcopales, manifestó el anhelo de contar con un Objetivo común.

¡Esto se ha logrado!

En la Asamblea, cuando los Señores Obispos Auxiliares, dieron su mensaje, y el objetivo se gestaba en el seno de aquella Asamblea, el Excmo. Señor J. Trinidad González, lo nombró como “El Hijo de la Arquidiócesis de Guadalajara”, representada en aquellos agentes, y hablaba de quererlo, de apoyarlo para que se desarrollara y llegará a la plenitud.

Ese es el motivo de la esperanza, algo muy grande nos une y es algo propio. “Impulsar la Nueva Evangelización, mediante el anuncio del Kerygma a todos y la formación integral permanente, para fortalecer nuestras comunidades eclesiales y nuestro pueblo en Cristo tenga vida”

Es de nosotros, debemos reconocerlo, amarlo y darle toda nuestra vitalidad pastoral. Además está en perfecta sintonía “genética” con toda la esencia de la Iglesia actual, en la enseñanza universal y latinoamericana.

¿ESTAMOS ANTE UNA LLAMARADA DE PETATE?

De ningún modo, contamos con cimientos firmes, con un proceso. Esta cosa empezó allá en aquel salón parroquial, en algunos casos, lúcido y brillante, en otros humildemente, ocupando el lugar que dejan los triques, pero en todos los casos, fueron los agentes elegidos y privilegiados, los que forman “El Básico”, quienes hablaron por su comunidad. Esto ha crecido. Hasta acá nos ha traído ese caminito, cuyo contacto no se ha perdido, y es de ida y de vuelta y así debe seguir funcionando.

SI NO LLEGA DEL CIELO, VAYAMOS A BUSCAR EL MATERIAL.

Ya casi es un mes de que se publicó el subsidio que nos ayuda a llevar el conocimiento y explicación del Objetivo al Pueblo de Dios. Es preciso conseguirlo y hacerlo llegar a los agentes, esos del principio y, como dice el Señor Cardenal, a los alejados también.El folleto se nombra “GLOSA DEL OBJETIVO” Debemos familiarizarnos con su contenido.

Nos dice, por ejemplo en su introducción:

1.- “La Asamblea Diocesana de Pastoral, que trasciende los días en que se celebró, ha sido un momento intenso de gracia y bendición, un ejercicio eclesial de comunión y participación. El Espíritu Santo se ha manifestado como el principal artífice de esta experiencia de Iglesia. Los participantes, ya sea por oficio, por representación o por delegación, han expresado su beneplácito y su sentimiento de profunda esperanza en el camino pastoral, por el que ahora quiere transitar el Pueblo de Dios de Guadalajara en su peregrinaje por la historia, guiados por nuestro Pastor, el Emmo. Sr. Cardenal Don J. Francisco Robles Ortega” Pág. 2.

Todo este material está disponible para ser usado por todos en bien de cada una de las comunidades.