El Papa y la Santa Sede

El PAPA Francisco da una lección de POLÍTICA en Italia

POLÍTICA“Una verdadera política que ponga su atención en los jóvenes y los ancianos”, exhortó el Pontífice.

1/Octubre/2017, CESENA, ITALIA

ACIPRENSA

NUEVA visita del Papa Francisco a Italia: en este caso a Cesena y Bologna. A la primera ciudad llegó a las 8:00 de la mañana en helicóptero desde el Vaticano. A la segunda acudirá poco después para cerrar el Congreso Eucarístico Diocesano.

EL primer encuentro en Cesena fue con los ciudadanos en la Plaza del Pueblo, a quienes les ofreció su cercanía y recordó cómo debe ser la verdadera política, que sirva al bien común y escuche a los jóvenes y a los ancianos.

“LA centralidad de la Plaza manda el mensaje de que es esencial trabajar todos juntos por el bien común”, aseguró al comenzar su intervención.

FRANCISCO aprovechó para pedir una “buena política que no sirva a ambiciones individuales o a la prepotencia de facciones o centros de interés”. “Una política que no es sierva ni jefe, sino amiga y colaboradora; no miedosa o temeraria, sino responsable y por tanto valiente y prudente al mismo tiempo”.

ES una política “que no deje a los marginados algunas categorías, que no saquee los recursos naturales. Una política que sepa armonizar las legítimas aspiraciones de los individuales y de los grupos teniendo el timón bien fijo sobre el interés de toda la ciudadanía”.

EL Obispo de Roma dijo a las de personas que lo escucharon en esta plaza que “el rostro auténtico de la política y su razón de ser” es “un servicio inestimable al bien de toda la colectividad”.

“INVITO por ello a jóvenes y menos jóvenes a prepararse adecuadamente y comprometerse y empeñarse personalmente en este campo, asumiendo desde el inicio la perspectiva del bien común, rechazando cualquier mínima forma de corrupción.

Es la hora de los jóvenes, pero también de los ancianos

DE esta manera manifestó lo manifestó el Papa: “De los primeros porque tienen la fuerza de llevar adelante lo que sea, de los ancianos porque tienen la sabiduría de la vida y tienen la autoridad de decir a los jóvenes, también a los que son políticos: ‘mira, sobre esto te equivocas, toma este otro camino, piensa un poco’”.

“EN política es hora de los jóvenes y de los ancianos y, por favor, vayan hacia este camino” porque “esta relación entre ancianos y jóvenes es un tesoro que debemos retomar”, dijo entre aplausos.

TAMBIÉN lanzó un llamado a “exigir a los protagonistas de la vida pública coherencia de compromiso, preparación, rectitud moral, capacidad de iniciativa, paciencia”, entre otros aspectos.

EL Santo Padre criticó el “limitarse a observar desde el balcón” lo que hacen los demás y por eso exhortó a colaborar: “Sed exigentes con vosotros mismos y los demás”, sabiendo que “el empeño consciente precedido de una idónea preparación dará su fruto y hará crecer el bien para la felicidad de la persona”.

POR último, recordó que la política está llamada a “servir el bien público, dirigir el mundo para disminuir las desigualdades, promover con medidas concretas el bien de las familias”.