Reunión Conjunta

EL SEÑOR CARDENAL ESCLARECE, PROFUNDIZA Y ESPECIFICA LA MISIÓN DE LA REUNIÓN CONJUNTA

conjunta ago 2016 bDos importantes ministerios: Ayuda al Pastor y animación del Proceso Diocesano.

18/08/2016. Guadalajara, MÉXICO.

Vicaría de Pastoral


Esta mañana del 17 de agosto de 2016, el Señor Cardenal José Francisco Robles Ortega fue muy claro al describir los servicios que se encomiendan a los participantes de La Reunión Conjunta.

La reunión se realizó en el Centro Diocesano de Pastoral en la calle Jarauta 510. Se inició un poco antes de las 11 de la mañana con la oración a cargo del área de espiritualidad del Equipo Base de la Vicaría de Pastoral. En primer lugar, se invitó a hacer silencio para recibir la Palabra y así poder dar una respuesta generosa como la de la tierra a la lluvia, que se cubre de esplendor en este tiempo. Se leyó el pasaje del ciego Bartimeo Mc. 10, 46-52.

Finalizando la oración llegó el Señor Cardenal y ofreció a todos un afable saludo. Y fue señalando lo importante del Equipo Base, de los Vicarios Episcopales y de los Encargados de comisiones y secciones y de todos los presentes. Decía que ofrecen una importante ayuda al obispo, que es el primer responsable del cuidado pastoral. Le proporcionan sugerencias, luces, percepciones y elementos necesarios para dicho ministerio.

La Reunión Conjunta tiene la encomienda de ser Animadora del Proceso Pastoral. Los miembros de esta instancia bien pueden aclarar muchos puntos claves, pueden despejar dudas, quitar prejuicios, excusas, pretextos y estorbos de cara a los demás agentes en los niveles donde ejercen su servicio. Así se puede considerar a la Reunión Conjunta como colaboradora cercana del Pastor y con una labor muy significativa en la marcha de la Diócesis animando a los demás.

Él estimula y alienta esa tarea de todos los presentes. Es necesario que sigan asumiendo este proceso en comunión y participación y, sobre todo, en sinodalidad. Agradeció la labor de los miembros de La Reunión Conjunta.

Luego el Pastor dio un espacio para dialogar sobre temas actuales. El Frente por la Familia, las firmas y las manifestaciones para el día 10 de septiembre en Guadalajara y para el 24 en la Capital.

LA REUNIÓN

El Objetivo general dela Reunión Conjunta es dar seguimiento a los resultados de la IV Asamblea Diocesana o sea seguir impulsado nuestro Proceso.

Objetivo particular: Sistematizar y asumir las tres Periferias Existenciales más urgentes de la Diócesis detectadas en la IV Asamblea Diocesana.

VER CON LOS OJOS DEL PADRE

El área de análisis presentó los resultados de los diez sub-plenarios de la IV Asamblea. Se repasaron las menciones a la Familia, a los Jóvenes y lo que se refiere a la Descomposición del tejido social. Este espacio busca enriquecer y sistematizar el resultado de la Asamblea, para que con el espíritu eclesial, se ayude a que el fruto de la Asamblea llegue de manera eficiente a toda la comunidad.

JUZGAR CON LOS CRITERIOS DEL HIJO

En esta parte el P. José Marcos Castellón presentó un panorama del Proceso, recordando momentos importantes. Primero lo que significa un Proceso. El Proceso aspira a la realización plena del Reino de Dios pero a la vez se queda corto en ese propósito.

Se trató sobre las Asambleas de Pastoral

La primera de junio de 2013, que dio como fruto establecer dos prioridades: El anuncio del kerigma a todos y la formación integral permanente.

Así se llegó al objetivo general. Impulsar la Nueva Evangelización mediante el anuncio del kerigma a todos y la formación integral permanente para fortalecer nuestras comunidades eclesiales y nuestro pueblo en Cristo tenga vida.

Segunda Asamblea 2014. Se establecieron las 7 líneas comunes:

1.- Encuentro personal con Cristo vivo.

2.- Asumir la espiritualidad de comunión.

3.- Formación integral.

4.- Situar toda acción en el Proceso.

5.- Actitud misionera de salida a las periferias existenciales.

6.- Lenguaje comprensible, testimonial y significativo.

7.- Protagonismo de los laicos en la transformación del mundo.

Tercera Asamblea 2015

Trató sobre los enfoques. Que seamos animadores del proceso. Pasar de una Iglesia de conservación a una Iglesia de audacia misionera como lo pide el Papa Francisco.

 La IV Asamblea Diocesana de Pastoral. 2016

En ella se buscó “Detectar las periferias existenciales más urgentes de nuestra Diócesis en comunión y participación y en espíritu de sinodalidad eclesial, para asumirlas como acentuaciones pastorales comunes, y así, nuestro pueblo en Cristo tenga vida”.

 9 veces aparece la familia en situaciones críticas.

-Familias disfuncionales. 2.

-Nuevos modos de familia.

-Crisis del matrimonio.

-Madres solteras.

-Violencia intrafamiliar.

-Familias heridas.

-Familias en situaciones especiales.

-Familias desintegradas.

-Familias sin sacramentos.

 Cuatro veces aparece la descomposición del tejido social.

-La violencia.

-El narcotráfico.

-La inseguridad.

-La corrupción.

-La pobreza creciente.

-La apatía en los ciudadanos.

-Desinterés por lo social.

-El desaliento.

Tres veces aparecen los jóvenes y adolescentes en situaciones críticas.

-Madres solteras.

Aparecen también como periferias existenciales los indiferentes al proceso pastoral, especialmente sacerdotes y religiosos. Y también la desvinculación y desarticulación de nuestra acción pastoral.

El Arzobispo, Francisco Robles Ortega, asumió estas tres periferias existenciales, que se enmarcan en el Objetivo Diocesano y deben ser asumidas por todos en espíritu de salida misionera impulsando la Nueva Evangelización.

Todo esto reclama el anuncio del kerigma y un nuevo modo de ser Iglesia. Que sea más evangélica y en sinodalidad, caminar juntos. Esto exigirá replantear muchas cosas en nuestro organigrama.

ACTUAR BAJO EL IMPULSO DEL ESPÍRITU SANTO

Acto seguido se formaron 6 equipos con la tarea de precisar y sistematizar estas tres periferias, ¿cómo las entendemos, cómo se pueden implementar?

Resultados de las mesas.

1.

Familia, los jóvenes no quieren casarse. Se propone apreciar la grandeza del sacramento.

Jóvenes: Ausencia de formación. Tendencia al consumismo hedonista. Están a merced del internet y la t v. caen en ideologías y narcotráfico.

Social. Lenta respuesta de los agentes a las urgencias de la crisis social.

2.

La atención debe ser específica.

No mutilar los resultados.

Existen otras realidades de periferias.

Darle continuidad al Proceso y ser animadores.

3.

Los jóvenes no tienen responsabilidad.

Los problemas económicos generan estas crisis de la familia.

Apatía ciudadana a la política y a la denuncia.

Los jóvenes quieren riqueza, viven bien y mueren pronto. Nuevas adicciones.

4.

La familia no tiene un espacio que la fortalezca.

Socialmente no se favorece el desarrollo humano.

Los jóvenes son utilizados en la Iglesia. No tienen oportunidades y mucha ignorancia religiosa.

5.

La familia no busca soluciones según la Iglesia. Se acepta vivir sin sacramento. Hoy esta es la disfunción. Se va perdiendo el ser y quehacer de la familia. La situación económica y la ausencia de padres abonan a la situación.

Inseguridad y corrupción junto con instancias oficiales viciadas.

Sociedad sin una Iglesia que va por la oveja perdida y no es casa de misericordia.

Acciones concretas para sostener y acompañar.

Desinterés ciudadano. Pan y circo.

Sociedad que no forma en valores y principios.

No se incide en la formación de conciencia social.

Los jóvenes se cansan de la instrucción. Buscan lo pasajero. No se sabe cómo llegar a ellos. No se promueven líderes. Llevarles el evangelio a través de los mismos jóvenes. Clarificar su papel protagónico dentro de la evangelización.

6. Urgencia de que no haya violencia en el tejido social. Familias sin sacramentos.

No hay valores que den identidad y menos identidad cristiana. No hay figuras fuertes y solo son personajes pasajeros de moda.

No hay ideales fuertes. Corrupción que genera bastantes desgarres y periferias existenciales.

Influjo de las redes sociales. No hay valores ni libertad responsable. Gran desafío ético.

Así, en pleno, se dio a conocer esta lluvia de ideas, que enriquece el resultado de la IV Asamblea que se seguirá sistematizando hasta concretizarlo en un material que pueda llegar a todos y ser base, luego, de las Asambleas de Pastoral en las instancias eclesiales.