Proceso Diocesano

EN EL PLAN PASTORAL PARTIMOS DE LA REALIDAD NO DEL ESCRITORIO.

Reunión de Decanos, Vicarios, Encargados de Comisiones y Secciones y Vida Consagrada.

Vicaría Diocesana de Pastoral.
P. Oscar Maldonado V.

Nos recibió con su mismo rostro sonriente, optimista, con su fuente y, escrita sobre sus muros, una esplendorosa historia colmada de ilusiones y solides espiritual: El Seminario Mayor, luminoso, como lo conocimos. Algunos cambios nos platicaron del tiempo transcurrido. Los distintos espacios, patios y corredores nos hablaron en voces profundas, íntimas, entrañables. Las cañas del bambú, en la huerta, sugieren columnas de curvatura gótica o bengalas de luz esmeralda, manos señalando el infinito.

Es la reunión de seguimiento a la II Asamblea Diocesana de Pastoral, jueves 7 de agosto de 2014. A las 10.30 inició la oración. A las 11 de la mañana el Emmo. Señor Cardenal don José Francisco Robles Ortega, saludó a los participantes. Agradeció la presencia. Insistió en la centralidad del encuentro con Cristo vivo, en el espíritu del discípulo misionero. Es hora de involucrarse, de ir a cada instancia y coordinar, en resumen, amar y servir. Se trata de caminar juntos en esta forma participativa, vivir la comunión, respetando el proceso de cada instancia y parroquia, a nadie se le apresura, pero este es el camino que hemos de recorrer unidos. Esta jornada es para evaluar la Asamblea, rescatar los valores y, con humildad, aceptar las limitaciones y posibles deficiencias.  Todo esto en la santa capilla, que habitaron nuestras almas en aquellos días devotos. Los mármoles testigos, tan elocuentes en su silente y acogedora familiaridad.

Luego intervino Monseñor Rafael Hernández Morales, presentando el nexo que ubica esta reunión cuyo objetivo dice: Analizar la II Asamblea Diocesana de Pastoral, profundizar en la tarea de las distintas instancias para que el fruto de la Asamblea llegue a todos, y darle seguimiento al proceso pastoral de la Arquidiócesis.

Nuevamente, ver con los ojos del Padre. Analizar los hechos sobre el desarrollo de la Asamblea y la participación de todos, descubrir los retos que nos plantea este análisis; primero en equipos, cada Vicaría y sus decanatos,  y las Comisiones, luego en subplenarios de varios equipos, distribuidos en distintos espacios de nuestra amada casa. Este momento fue dirigido por el Lic. Arnold Jiménez.  A las 12.45 se ofreció un frugal refrigerio.

Los secretarios presentaron las constantes de este primer momento.

Luego vino el segundo momento, juzgar con los criterios del Hijo: En el teatro del Seminario se realizó un panel sobre la importancia de las instancias pastorales y sus tareas. Afianzar lo que corresponde a cada Vicaría, Decanato, Parroquia y Comisiones. Ahí se da el espacio y la oportunidad de hacer realidad el fruto de la II Asamblea. Que el compromiso de la Asamblea llegue a las bases. Presidieron el S. Cura Lic. Gerardo Jiménez Lozano, Pbro. Dr. José Marcos Castellón Pérez, Sr. Cura Cándido Ojeda Robles, Sr. C. Lic. Pedro Rodríguez González. Se expuso el tema sobre la integralidad del agente de pastoral, importancia de la Asamblea como instrumento pastoral, es una herramienta que todos debemos aprovechar. La importancia de la comunicación en el proceso pastoral. ¿Nos hacemos entender hoy? ¿Hablamos en el lenguaje actual?

Actuar bajo el impulso del Espíritu Santo.

Luego de la deliciosa comida, nuevamente en el teatro, el P. J. Marcos Castellón expuso de manera breve las 7 líneas de acción, 7 criterios que han de guiar nuestras acciones a fin de hacer factible el Objetivo General. Especialmente se aclaró que estas líneas ya han sido aprobadas por el Emmo. Señor Cardenal, por lo tanto ahora tienen el carácter de vinculantes. Es voluntad del Pastor que todos trabajemos con estos importantes criterios.

Luego, ya en la tarde, nuevamente los equipos se fueron a trabajar para dar respuesta a dos importantísimas cuestiones:

1.- ¿Qué acciones proponemos, a nivel diocesano, para que los frutos de la Asamblea lleguen a las bases, a las personas?

2- ¿Qué sugerimos como tareas, en el presente año, para llegar a la III Asamblea Diocesana en junio de 2015? ¿Cuál será nuestra programación?

Este gran acontecimiento nos dice claramente que estamos en el gran esfuerzo de hacer nuestro camino, de participar, de vivir la espiritualidad de Comunión en nuestra Pastoral.

Nosotros somos el Plan Pastoral, nosotros edificamos el Proceso, Dios ha puesto en nuestras manos esta tarea en el  espíritu de discípulos misioneros, nuestro Plan no es una teoría, no surge del escritorio, está naciendo de la vida, de nuestra realidad, no perdamos la alegría de vivir e impulsar esta etapa evangélica que el Señor nos pone delante y a la que nos alienta serenamente nuestro Arzobispo, el Señor Cardenal don Francisco Robles Ortega.