En el Mundo

En México y sus leyes ¿Qué se considera proselitismo político por parte de los sacerdotes?

sacerdote-homilia-gente-GEn Mexico, donde hay más de 67 mil ministros de culto, siendo en su totalidad católicos, se busca su no intervención en los asuntos políticos.

DAVID HERNÁNDEZ CRUZ

SEGÚN datos de la Subsecretaría de Población, Migración y Asuntos Religiosos, en nuestro país hay cerca de 67 mil 797 ministros de culto, destacando por su número los de la religión cristiana, que llegan a sumar 67 mil 665; la oriental, con 82; la islámica, 25; la judía, nueve, y nuevas expresiones, 16.

La Constitución Política Mexicana reconoce y protege derechos humanos fundamentales tales como:

  1. La libertad de asociación: “No se podrá coartar el derecho de asociarse o reunirse pacíficamente con cualquier objeto lícito…”
  2. La libertad de creencias religiosas: “Todo hombre es libre para profesar la creencia religiosa que más le agrade y para practicar las ceremonias, devociones o actos de culto respectivo…”

AHORA bien, la participación de los ministros de culto está regulada para:

EVITAR la coacción moral o espiritual hacia los ciudadanos procurando su libertad de conciencia al mantener libre de elementos religiosos al proceso de renovación y elección de los órganos del Estado y que los partidos políticos no puedan beneficiarse de la fe popular.

El artículo 130, señala que los ministros de culto:

  1. a) No podrán desempeñar cargos públicos.
  2. b) Podrán votar pero no ser votados, excepto que hayan dejado de ser ministros de culto con la anticipación que establece la ley (5 años antes del día de la elección si se trata de puestos de elección popular; 3 años antes de la aceptación del cargo, si se trata de cargos públicos superiores, o 6 meses si se trata de otros cargos, de acuerdo con lo establecido en el artículo 14 de la LARCP Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público); por lo que toca a los demás cargos, bastarán 6 meses).
  3. c) No podrán asociarse con fines políticos.
  4. d) No podrán realizar proselitismo a favor o en contra de candidato, partido o asociación política alguna

ES en este último punto donde los sacerdotes deben poner atención durante los procesos electorales. Por ningún motivo un ministro de culto debe hacer proselitismo.

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación considera como proselitismo:

  1. a) Toda acción de propaganda para obtener adeptos, entre otros, a un partido político.
  2. b) Que proselitismo en materia electoral, consiste en todo acto llevado a cabo por un partido político, coalición, candidatos o simpatizantes, para ganar adeptos con el fin de obtener el triunfo en una elección a través de hacerse propaganda política o electoral.
  3. c) Esto es, el proselitismo constituye un medio para hacer llegar al electorado y a la ciudadanía el mensaje de un candidato en la forma más persuasiva a fin de obtener su voto, lo que se traduce en convencer a los electores utilizando los medios que estén a su alcance para que voten en determinado sentido, lo que implica un esfuerzo sistemático para difundir la opinión y mensajes específicamente estructurados para llegar a una gran parte del electorado y provocar los efectos calculados.

Conclusión:

LOS ministros de culto deben ser prudentes, sin renunciar a su labor propia de hacer conciencia entre sus feligreses.