Acontecimientos Diocesanos

Entra a tomar parte en el gozo de tu Señor

Monseñor Guadalupe Ramiro Valdés Sánchez

SIERVO BUENO Y FIEL

Desde la salida del sol hasta el ocaso.

Entra a tomar parte del gozo de tu Señor.

Consagrado a la Virgen de Guadalupe.

El año guadalupano, 1931, niños y niñas llevaban el santo nombre.

De la casa de nuestros padres, Totatiche.

15 de septiembre el día señalado.

El 3 de marzo de 1916 san Cristóbal Magallanes

había bendecido el matrimonio de sus padres.

Soy un muchacho: porque terminó su carrera y

hubo que esperar un año como diacono en Ameca para tener la edad.

El señor lo abraza en el sacerdocio el 24 de septiembre de 1955.

El pueblo fervoroso de san Julián Jalisco conoce al enviado del Señor,

el joven esbelto, muy blanco, de cabello abundante, negro y quebrado.

11 esplendidos años de ministerio, de frutos dichosos,

que están inscritos en la historia magnífica de esa parroquia.

Educador de juventudes y cultivador de vocaciones.

Y después de aquella tarea, vinieron responsabilidades más grandes:

La parroquia de Ameca, el Rosario, El Sagrario Metropolitano

y el servicio fraternal diocesano.

“Contento de saludarte”, decía.

De improviso ha llegado el Señor,

lo ha encontrado feliz, lo ha llevado a su lado.

Tan sacerdotal, el martes 2 de febrero de 2016, en adoración con sus hermanos,

en el mensaje de Cuaresma, atisbando el cielo, pero al lado de todos.

Este domingo 7 de febrero ha llegado al umbral del cielo y ha llegado

muy contento de ver al Señor cara a cara,

como lo hacía amablemente con sus hermanos.

¡Siervo bueno y fiel entra a tomar parte en el gozo de tu Señor!