En México

Fallece en México el Padre Flaviano Amatulli, famoso APOLOGISTA católico

locos-por-cristoLa Familia Misionera Apóstoles de la Palabra, movimiento que él fundó, confirmó la muerte del P. Amatulli, y expresó su “inmenso dolor y tristeza por esta gran pérdida”.

1/Junio/2018, CDMX

EL sacerdote italiano Flaviano Amatulli Valente, famoso apologista católico, falleció la noche del 1 de junio en Ciudad de México a los 80 años, víctima del cáncer de próstata.

LA Familia Misionera Apóstoles de la Palabra, movimiento que él fundó, confirmó la muerte del P. Amatulli, y expresó su “inmenso dolor y tristeza por esta gran pérdida”.

“PERO estamos convencidos de que ahora goza de la visión beatífica. Ya no sufre más, ya no llora más, vive alegre junto a nuestro Señor que le permitió sufrir e esta vida temporalmente para gozar por la eternidad”.

EL P. Amatulli publicó decenas de libros y folletos en defensa de la fe y de la Iglesia frente al creciente número de sectas, y fue una importante influencia para otros famosos apologistas católicos.

LLEGÓ a México a finales de la década de 1960, y realizó su ministerio durante cinco años con indígenas chinatecos en Oaxaca, al sur del país.

DIRIGIÓ además la revista Esquila Misional y en 1986 la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) lo puso a cargo del Departamento de la Fe frente al Proselitismo Sectario, dependiente de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe.

EL P. Amatulli aseguraba que “la apologética no es cosa de otros tiempos”, sino que es “fundamental para el creyente”, pues “lo ayuda a mantenerse firme en su fe ante cualquier amenaza”.

“LA apologética es una exigencia de cada feligrés para conocer su fe y no dejarse confundir por aquellos que no comparten su misma fe y tratan de enredarlo”, decía.

EN su comunicado del 1 de junio, la Familia Misionera Apóstoles de la Palabra recordó que el sacerdote apologista no temía a la muerte.

“NO temo, la espero. Muchos posiblemente le temen porque no han entendido que la vida futura es mejor que esta vida, no conocen la palabra de Dios y viven a su modo. La vida futura es lo máximo”, dijo el P. Amatulli.

SOBRE su enfermedad, el apologista italiano dijo en otra ocasión que “el sufrimiento es una oportunidad” y “una bendición”.

“DIOS nos da oportunidades para ser asociados a su pasión”, señaló, y añadió que “ahora con mi enfermedad tengo la oportunidad de regar el campo que he sembrado durante muchos años de misionero”.

LA Arquidiócesis de Monterrey se unió en oración “por el eterno descanso” del P. Amatulli, “Brille para él, la luz perpetua”, expresó en redes sociales.