En Guadalajara

Fructífera visita pastoral del Cardenal Francisco Robles al Norte de Jalisco

El martes 11 de diciembre, el Cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara,en el marco de las Fiestas Patronales de la Parroquia Virgen de Guadalupe,Villa Guerrero, confirmó a 48 jóvenes; a quienes exhortó a ser fieles testigos de Jesucristo Nuestro Señor.

Fuente: ArquiMedios — Rebeca Ortega Camacho

Villa 2

Villa Guerrero es un municipio y pueblo de la Región Norte del Estado de Jalisco; se encuentra aproximadamente a 230 Km al norte de Guadalajara. El municipio cuenta con 62 localidades habitadas, siendo las más importantes: Villa Guerrero (Cabecera Municipal), Ojo de Agua de Cardos, Atzqueltán, Santa Rita e Izolta.

Durante las Fiestas Patronales en honor a la Reina de México y Emperatriz de América, del 4 al 12 de diciembre,se realizan varias actividades religiosas y culturales: peregrinaciones, danzas,juegos pirotécnicos y las tradicionales mañanitas a la Santísima Virgen de Guadalajara.En vísperas al 12 de Diciembre, el Cardenal Francisco Robles visitó la comunidad parroquial, para impartir el Sacramento de la Confirmación y llevar el mensaje de esperanza, del tiempo de Adviento, a los fieles católicos que habitan esta localidad, la última al Norte de Jalisco que pertenece a la Arquidiócesis de Guadalajara.

Reciben al Espíritu Santo

Minutos antes de las 12 horas, el Arzobispo Metropolitano arribó al atrio de la Parroquia Virgen de Guadalupe(erigida el 13 de junio de 1922) y saludó a las personas que estaban en el lugar. Después de revestirse, el Cardenal Robles Ortega, acompañado del señor Cura Benjamín Estrada Jiménez, párroco de la comunidad y el Vicario, recibieron en la entrada del templo a los candidatos a recibir la confirmación, y comenzó la Solemne Eucaristía.

Durante su homilía, el Cardenal Francisco Robles señaló que el tiempo de Adviento “nos prepara, nos dispone ala venida del Señor; en esta próxima Navidad, Cristo Nuestro Señor va a nacer como nuestro Salvador. En este tiempo nos preparamos también a la última venida del Señor, de esa última venida no sabemos el día, no sabemos la hora, pero estamos seguros de que el Señor vendrá por nosotros y tenemos que estar vigilantes, tenemos que estar listos para cuando venga el Señor; tanto en esta Navidad, como en la última venida a nuestra historia personal”.

También dijo que durante la Santa Misa, Cristo se hace presente en su Palabra y la Eucaristía. “Ante la venida del Señor en esta celebración para transmitir el Espíritu Santo a estas hermanas y hermanos que se van a confirmar, les propongo una sencilla reflexión que nos ayude a repasar qué es el Sacramento de la Confirmación. (…) La Confirmación es un signo visible que consiste en la imposición de las manos, en la oración y en la unción de la frente con el Santo Crisma. ¿Qué nos comunica este signo sagrado de la confirmación?, nos da una presencia especialísima de Dios Espíritu Santo, tal como Cristo lo anunció y como Cristo lo prometió. ¿A qué nos compromete recibir la confirmación?, significa ser presencia de Cristo.Cristo quiere estar presente aquí y ahora en el mundo, pero lo quiere hacer a través de nosotros, sus discípulos y discípulas.

Villa 1

“La confirmación nos deja una misión grande, hermosa, de mucha responsabilidad; ser presencia de Cristo en el mundo. Vivimos un tiempo en el que parece, que nosotros los discípulos de Cristo, los cristianos, como que ya no tenemos nada que decir; los únicos que tienen que decir son los políticos, los economistas, los que tienen el poder y nosotros nos vamos apocando, nos vamos acomplejando; tenemos que hacer lo que Cristo hizo, anunciar lo que Cristo anunció, la verdad, la justicia, la fraternidad, el perdón, el amor a la vida, el servicio a los más necesitados,la misericordia para con los más alejados. Tenemos mucho que hacer y mucho que aportar al mundo de hoy.

“Recibirán al Espíritu Santo y serán mis testigos, este es el compromiso de la confirmación. Ser presencia de Cristo en el mundo, en el hogar, en la escuela, en el campo, en todas las circunstancias en donde nos movamos, ahí tenemos que dar testimonio de que Cristo está vivo y está en quienes hemos recibido su mismo espíritu”.

Finalmente, el Arzobispo Metropolitano exhortó a los jóvenes a seguir su formación cristiana; a los papás y padrinos los incitó a estar atentos para que los recién confirmados no se alejen de la Iglesia. “La Fe hay que seguirla alimentando todos los días,así como comemos todos los días para poder estar sanos y fuertes; sino la alimentamos se hace débil, se enferma y se muere, la Fe se puede morir”, concluyó el Cardenal Francisco Robles.

Posteriormente, se proclamó la renovación de las promesas bautismales y la profesión de Fe de los confirmados;en seguida, el Cardenal Robles Ortega extendió las manos sobre los confirmadose invocó a la efusión del Espíritu Santo y después, ungió con el Santo Crisma la frente de cada uno de los jóvenes.

Antes de culminar la Celebración Eucarística, el Padre Benjamín Estrada agradeció la visita del Arzobispo de Guadalajara y dijo, “Villa Guerrero es y será siempre su casa”