En Guadalajara

La Capilla tapatía de la Medalla Milagrosa podría ser rescatada

medallamilagrosa20

Hace unos días, el Director de la Delegación INAH en Jalisco, licenciado Humberto Carrillo Ruvalcaba, dio a conocer las gestiones que la instancia a su cargo realiza para evitar la desaparición de un monumento religioso, que se usó como capilla bajo el título de La Medalla Milagrosa y se ubica al centro de una manzana situada entre las calles de Obregón y Gigantes, Cabañas y José Antonio Torres, en el barrio de San Juan de Dios.

Pbro. Tomás de Híjar Ornelas  — ArquiMedios

Se gestiona que este valiosos monumento, de propiedad federal, condenado a desaparecer por incuria al calor de una sucesión de graves irregularidades jurídicas y que estuvo a cargo de la Congregación de la Misión hasta los años 30 del siglo pasado, se recupere para beneficio comunitario, toda vez que, a decir del Delegado del INAH en Jalisco, hay buena disposición para que tal cosa suceda.

Esta nota refresca entre nosotros la triste noticia de la pérdida del riquísimo acervo del Museo Nacional de Río de Janeiro, en Brasil, consumido por un incendio el pasado 2 de septiembre, calificada por el ministro de Cultura de ese país, Sergio Leitão como una “tragedia inconmensurable que podía haberse evitado”.

Así hubiera sido, añadimos nosotros, si la indolencia de los responsables de su salvaguarda, incluyéndolo a él y a la ciudadanía, hubieran hecho su parte.

Contracultura, Domingo Lobato y Espacios Alternativos

Estando por cumplir un siglo de existencia el Museo Regional de Guadalajara sale a debate un tema en el que podrán involucrarse los que acepten la invitación a acudir este martes 11 de septiembre, a las 6 de la tarde, al auditorio de ese centro cultural (Liceo e Hidalgo, en la zona Centro), pues la entrada es libre, a escuchar a Enrique Marroquín, Benjamín Quirarte y Marcelo Sandoval, hablar del tema ‘La contracultura en Guadalajara 1968-2018’.

El objetivo de la mesa será plantear desde diversas posturas qué se entiende por contracultura para entender por qué y cómo surgieron espacios y grupos de distintas disciplinas en Jalisco y las acciones que llevaron a cabo hace medio siglo, al calor de un debate que inició con el movimiento estudiantil de 1968 y tuvo como epílogo sangriento la masacre de Tlatelolco.

Al día siguiente, miércoles 12 de septiembre, en el mismo lugar pero a las 7 de la noche, siempre con entrada general, iniciará un simposio musical engastado en la aludida efeméride centenaria. Lo coordina el maestro en musicología Eduardo Escoto Robledo he inicia con la mesa ‘Aspectos generales de la vida musical en Jalisco durante el siglo XX’, en la que se expondrán aspectos puntuales relativos a la actividad musical en el estado de Jalisco a partir de la época cercana a la configuración del Museo Regional de Guadalajara.

De la obra de Domingo Lobato Bañales (1920-2012) hablará su hijo y custodio de su archivo musical, Domingo Lobato Camargo; el etnomusicólogo, compositor, maestro en ciencias musicales y profesor investigador de tiempo completo Ernesto Cano Lomelí disertará acerca de la producción que hubo de valses jaliscienses y la maestra Enriqueta Morales de la Mora de la historia de la Escuela de Música de la Universidad de Guadalajara.

Finalmente, el jueves 13 de septiembre, a las 6 de la tarde, se realizará la mesa ‘Espacios independientes y alternativos’ con el propósito de reflexionar en torno a los espacios de difusión cultural alternativos e independientes en Guadalajara y en Jalisco y dar a conocer los obstáculos que enfrentan y el impacto social de sus actividades.

Para hablar de todo ello se invitó a Annemarie Meier, Helga Jägger, Sergio Ruiz, Talien Corona Ojeda, Rogelio Flores, Ricardo Alemán, Pancho Madrigal, Rafael Sandoval, Antonio Navarro y Sergio Ruiz, quienes entre expondrán casos como los de los grupos Tenamaxtli, El Hormiguero, Zonal 3, La Puerta, Malasangre, el Roxy y Las Peñas de música latinoamericana; también, del Tianguis Cultural y del Instituto Goethe.