El Papa y la Santa Sede

La faceta de comunicador de Mons. Romero: un Santo sin fronteras

El cardenal Gregorio Rosa Chávez participó en el evento “Romero Comunicador” organizado por SIGNIS y el Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede, en memoria del sacerdote mártir salvadoreño, que será elevado a los altares el 14 de octubre, en Roma.

Fuente: Vatican News — Sofía Lobos

En la víspera de la Canonización de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, SIGNIS (Asociación Católica Mundial para la Comunicación), en colaboración con el Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede, convocó en Roma a periodistas, comunicadores y estudiantes de comunicación para reflexionar sobre uno de los mayores santos de nuestra era: un sacerdote que entregó su vida al servicio de la Evangelización y defensa de los derechos humanos, luchando especialmente por los más pobres de la sociedad salvadoreña y que fue asesinado mientras celebraba la Eucaristía,  el 24 de marzo de 1980, a la edad de 62 años.

Un comunicador nato

Vatican News conversó con el cardenal Gregorio Rosa Chávez, Obispo Auxiliar de San Salvador y uno de los ponentes de este evento, quien profundiza sobre la faceta de “comunicador nato” de Romero, “un Santo sin fronteras religiosas ni ideológicas”; un hombre de gran carisma y empatía social, que no dudó en utilizar los medios de comunicación como la radio, para difundir y potenciar el mensaje de Cristo con sus profundas homilías y mensajes que el pueblo escuchaba a través de las ondas.

 

 

En su ponencia, el purpurado destacó algunos rasgos característicos de la personalidad del Beato que también se perciben en la del Papa Francisco:  son hombres de diálogo que no temen el contacto con los pobres; al contrario, viven y trabajan para ellos; ambos son de Latinoamérica y su estilo de Evangelización que apuesta por una “Iglesia en salida”, es muy similar.

Décadas después de la muerte del Arzobispo salvadoreño, el mundo será testigo, el 14 de octubre, del momento histórico en el que este mártir asesinado por odio a la fe, será elevado a los altares.

Llevar la Palabra de Dios al mundo también es comunicar

Romero fue un gran comunicador hasta el final, y en este contexto, el cardenal Chávez destaca que el sacerdote “soñaba un mundo para compartir” y por ello comunicó siempre la Palabra de Dios, el Magisterio de la Iglesia, los sacramentos y los valores sociales como la fraternidad y la solidaridad: sin duda, se trata de un legado espiritual enorme que, incluso años después de su martirio, continúa dando frutos.

En el evento también intervinieron, Julián Filochowski; fundador y presidente de Archbishop Romero Trust, un centro de documentación con sede en Reino Unido; y Helen Osman, presidenta del Consejo Directivo de SIGNIS.

En representación del Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede, acudió la Profesora Nataša Govekar, Directora de la Dirección Teológico-Pastoral.