En Guadalajara

la familia es la célula fundamental de la sociedad y ésta se sustenta en la unión entre un hombre y una mujer.

familia 3El Arzobispo de Guadalajara, Cardenal José Francisco Robles Ortega señaló que respeta la resolución de la SCJN, así como la manera de actuar, de vivir y de sentir de las personas, sin embargo para la Iglesia Católica la familia es la célula fundamental de la sociedad y ésta se sustenta en la unión entre un hombre y una mujer.

Yara Martínez González

Con la determinación tomada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre declarar inconstitucional cualquier ley que prohíba el matrimonio entre personas del mismo sexo, tal parece que la situación se ha invertido y ahora pareciera que lo “normal” serán familias conformadas por personas del mismo sexo y no por matrimonios entre un hombre y una mujer.

Respecto de esta resolución, el Arzobispo de Guadalajara, Cardenal José Francisco Robles Ortega señaló que para la Iglesia Católica, la familia se sustenta como célula fundamental de la sociedad, como la unión entre un hombre y una mujer, sin embargo, existe respeto por las distintas maneras de pensar, de sentir, de actuar y de vivir de las personas.

“Respeto de las personas en general, por la manera de pensar, de vivir, de sentir que cada uno elija, tenemos que respetar, es un derecho, pero también nosotros tenemos el derecho de libre expresión. Para nosotros la célula fundamental de la sociedad, que es la familia, se sustenta en la unión de un hombre con una mujer”.

En rueda de prensa tras la ordenación de once Diáconos en la Catedral Metropolitana, el también presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano aseguró que la Iglesia nunca ha tratado de imponer su visión y enseñanza, sino proponerla como un bien para la sociedad, que se basa en el derecho natural. Por ello, dijo, les toca a sus pastores seguir implementando su misión en el respeto del marco legal y de las personas.

MUESTRA DE INCONFORMIDAD

Respecto al resultado de las elecciones del pasado 7 de junio, donde el Partido Movimiento Ciudadano (PMC) logró el triunfo en varios municipios de Jalisco y obtuvo la mayoría de curules para la próxima Legislatura en el Congreso Local, el Arzobispo de Guadalajara señaló que esto sólo refleja la inconformidad de la sociedad, misma que se venía manifestando desde hace ya vario tiempo con la forma de gobernar de quienes se encuentran en el poder.

Por lo pronto creo que los partidos políticos tienen una tarea muy importante de discernir lo que les está diciendo la ciudadanía para el presente y para el futuro”.

Además, mencionó, que aunque no deja de resaltarse el abstencionismo, estos comicios fueron un ejercicio muy importante, donde la participación fue nutrida y llevada de manera tranquila, pacífica y respetuosa, al menos en Jalisco.

FRUTO DE LA EVANGELIZCIÓN

Por otro lado el Arzobispo de Guadalajara expresó su beneplácito por la reciente ordenación de once Diáconos y 43 Sacerdotes, quienes se comprometieron a cumplir con humildad la misión que tiene la Iglesia en favor de la familia, y de la formación de valores en la sociedad.

“A veces nos fijamos solamente en las cosas oscuras o defectos que también tiene la Iglesia, hay que lamentarlos y también hay que corregirlos, pero a veces por lamentar y detenernos en lo negativo no valoramos estas manifestaciones de la obra positiva de la Evangelización. Estas vocaciones son fruto maduro de la tarea de Evangelización que llevan tantos Sacerdotes y Obispos, y antes de nosotros, con tantos laicos y tantos padres de familia en el seno de su hogar”.