Equipo Base de la Vicaria

Logros y Retos de la Asamblea Diocesana

IMG_2655Equipo Base de la Vicaría

11/ Julio/ 2017. Guadalajara, MÉXICO

Lic. Arnold Omar Jiménez

EL pasado jueves 07 de julio se realizó la reunión mensual ordinaria del Equipo Base de la Vicaría de Pastoral, en las instalaciones del Centro Diocesano de Pastoral de la calle Jarauta, en la Colonia la Perla. Cada mes el equipo base sesiona de manera ordinaria para dar seguimiento al proceso pastoral iniciado desde la llegada del Cardenal Francisco Robles Ortega, como arzobispo de nuestra Iglesia Diocesana. En esta ocasión el equipo base se propuso revisar los logros y retos que dejó la V Asamblea Diocesana, recientemente celebrada en el mes de junio.

Los logros que nos fortalecen

MONSEÑOR Rafael Hernández comenzó la reunión informando sobre la reunión de los Vicarios de Pastoral de la Provincia Eclesiástica de Guadalajara, con el cardenal José Francisco Robles Ortega. Monseñor dijo que el Arzobispo Tapatío dijo a los vicarios que el episcopado impulsaría una especie de “consulta” a los fieles del país para hacer una retroalimentación para el plan pastoral 2033.

ENTRE los logros conseguidos, para gloria de Dios, durante la pasada V Asamblea, destacaron entre otros: la disposición que tienen los laicos para participar e involucrarse en el proceso diocesano y, evidentemente, en la misma asamblea. Mons. Rafael, dijo que: “los laicos se involucran con mucho entusiasmo, aportan en los grupos de trabajo y nos ponen el ejemplo a muchos sacerdotes”. Un factor fundamental para este logro ha sido el impulso que el cardenal Robles Ortega, da a los laicos durante las asambleas, insistiéndoles en que levanten la voz, que participen, que opinen, que se sientan corresponsables del proceso diocesano.

OTRO logro que resalta es la cohesión del Equipo Base de la Vicaria, que trabaja de manera armónica, en un ambiente de gran fraternidad. Cada una de las cuatro áreas que conforman el equipo se compromete a sacar su trabajo mientras que los demás están dispuestos a apoyar más allá de sus propias responsabilidades.

Los retos que hay que afrontar

EL trabajo, coordinado por el padre Juan Manuel González López, del área de planeación y seguimiento, continuó con los retos que de esta V Asamblea surgieron y que interpelan al equipo base. Entre otros, el padre Jesús Aguayo Virgen, insistió en la necesidad de contar ya con un manual de funciones para las asambleas, donde se refleje la experiencia acumulada en estas cinco asambleas que faciliten una mejor organización para eventos venideros. Así mismo, se dijo que era necesario que haya una clara conexión entre la asamblea parroquial, decanal, vicarial y diocesana, para que “haya más claridad en todos que se está viviendo y llevando un proceso ordenado”. Otro reto señalado fue el de renovar y reforzar los equipos que conforman el Equipo Base, fundamentalmente dos: el del área de espiritualidad y el del área de análisis de la realidad, que por razones diversas están mermados en cuanto a “personal” se refiere. El padre José Marcos Castellón, urgió en que el Equipo Base de la Vicaría debe ser el primero en renovarse, además que debe estarse preguntando continuamente ¿qué Iglesia queremos? ¿qué pasos se tendrán que dar para llegar a esa Iglesia?: “porque -señaló el padre Castellón- nuestros problemas muchas veces son fundamentalmente eclesiológicos.

Temas varios

COMO es costumbre, las distintas áreas informaron sobre sus procesos internos. El área de análisis de la realidad informó que: “se ha retomado el trabajo del proyecto observatorio diocesano, restableciendo contacto con la Universidad del Valle de Atemajac, para concretar ya el primer trabajo de observación en el decanato de Getsemaní de la Cruz”. El área de formación hizo una evaluación de la reunión de formación para decanos en la que resaltó la participación activa de los sacerdotes y la claridad que tienen los integrantes del Equipo Base de la Vicaría a la hora de involucrarse en los grupos de trabajo. En ese mismo sentido, se dijo que era urgente brindar a los laicos espacios de formación en la metodología participativa, para que ellos puedan convertirse también en un apoyo para el proceso diocesano. El Equipo Base se ha planteado seriamente la refundación del Instituto Diocesano de Pastoral.

EL área de comunicación y medios informó que estaba lista ya la edición última del Boletín de Pastoral y aclaró dudas sobre el lenguaje a utilizar en los contenidos multimedia que maneja. Por último, el área de administración reunió un informe pormenorizado de los gastos de la Asamblea Diocesana mismos que serán dados a conocer en este espacio.

LA reunión concluyó con una oración en la que se dio gracias a Dios por los beneficios recibidos.