Proceso Diocesano

LOS DOS GRANDES RETOS EN NUESTRO PROCESO PASTORAL.

Los cuellos de botella y la participación de todos.

Vicaría Diocesana de Pastoral

Son dos realidades sentidas y expresadas en las últimas reuniones de seguimiento de nuestro proceso. La falta de participación de personas claves en la estructura diocesano tanto en el aspecto territorial como en el funcional afecta grandemente la viabilidad de este gran empeño diocesano.

Especialmente en la participación de las mesas de trabajo, el 17 de agosto de 2014 en el Seminario Mayor, se señalaba esta gran necesidad que todos los Vicarios Episcopales, todos los Decanos y los Encargado de comisiones y Secciones y Vida Consagrada participen, no solo como necesidad administrativa o reglamentaria, sino como urgencia de operatividad. ¿Cómo va a llegar a la parroquia, de forma autorizada, el mensaje del Señor Cardenal sobre el Plan y el Proceso si yo como Decano no participo en las actividades, si no me involucro, si no me empapo de estos ideales en la Evangelización? Lo mismo como Vicarios Episcopales y Encargos de los niveles de Iglesia?

Ese es el cuello de botella que priva, que frena el proceso. De ahí se deriva, de alguna forma, el otro reto: Que el proceso llegue a la base. Una de los ideales de la Nueva Evangelización y del Papa Francisco, es el tránsito de una Iglesia de conservación a una Iglesia en misión, en salida. Todo ello supone esfuerzo, información, coordinación, como lo ha dicho tan claramente el Señor Arzobispo, ese mismo día 17 de agosto, (Cfr. Semanario 919 pag. 22) que no sólo es informar sino coordinar las actividades, especialmente de estos agentes sacerdotes y laicos que están al frente de Decanatos, Vicarías y Comisiones.

Cada esfuerzo, cada  reunión de la Vicaría Diocesana de Pastoral, avalada por el Emmo. Señor Cardenal don José Francisco Robles Ortega y por Excmo. Señor don Leopoldo González, Vicario de Pastoral, quieren informar, animar y facilitar la tarea insustituible de los coordinadores y promotores de las instancias diocesanas, como son los multicitados encargados, y en su debido lugar los señores Párrocos y todos los sacerdotes y agentes.

YA HAY MANZANITAS NUEVAMENTE.

Vamos a buscar los subsidios que se nos están ofreciendo nuevamente.

Mucho nos puede ayudar el Boletín Amarillo, no. 223, junio-agosto 2014.  Nos da luces y nos informa del Proceso.

Pero Además el subsidio de LA ASAMBLEA PASTORAL PARA ESTE AÑO en las distintas instancias pastorales. ¡Compra y adquiere tu material! Se han conseguido buenos precios, solamente diez pesos cada folleto. Serán muy útiles para los fieles de la parroquia. A su disposición en El Centro Diocesano de Pastoral, oficina de la Vicaría. 36 18 60 84.

El subsidio de la Asamblea nos dice: “pretende ayudarnos a elaborar nuestra programación pastoral a mediano plazo, y en este año en particular, conocer, profundizar y asumir las “líneas comunes de acción” de nuestro VI Plan Orgánico Diocesano de Pastoral.

En estas páginas encontrarás un material de apoyo que nos recuerda nuestras metas, a fin de no perder el nexo o el enlace con los pasos previos que ya hemos dado; es importante evaluar nuestras metas y, si es necesario, corregirlas.  Igualmente se presenta una breve glosa de las 7 Líneas comunes de acción, fruto de la II Asamblea Diocesana de Pastoral. Son muchas las voces que piden una glosa en un lenguaje sencillo y asequible a todos, en ello nos hemos esmerado; pero también te invitamos a que haya un esfuerzo de todos, especialmente de los sacerdotes, a que sean “traducidas” o adaptadas en el  lenguaje más apto para cada contexto, teniendo en cuenta las muchas realidades que se tienen en nuestra Diócesis.  También se sugieren herramientas o fichas de trabajo, así como una propuesta de trabajo para cada momento, siempre adaptable a las circunstancias de cada instancia.

Como ya hemos  estado trabajando, te invitamos a que los resultados de esta Asamblea Pastoral –en tu Parroquia, Decanato, Vicaría y Comisión- sean recogidos para entregarlos para la Asamblea de la instancia más amplia para que, a su vez, lleguen, como en círculos concéntricos,  a la Asamblea Diocesana Pastoral del 2015.

Te darás cuenta que esta forma de trabajo se ha convertido ya en nuestra metodología pastoral, pues valora, promueve y realiza concretamente la comunión y la participación de todos. No perdamos la oportunidad de escucharnos, de entendernos y descubrir la voz de Dios en la voz de su pueblo.

Esperamos que sea de mucha utilidad este material que hoy te ofrecemos con la alegría de caminar juntos en la búsqueda de una pastoral de conjunto más misionera”

Equipo Base de la Vicaría de Pastoral.

Cada agente, cada sacerdote podemos hacer mucho en este gran Proceso Diocesano que nos pide Dios, que no pide la Iglesia a través de la invitación de Nuestro Pastor.