En Guadalajara

“México necesita un líder que proponga un proyecto de nación”, Cardenal Robles

 CARD. ROBLESEl Cardenal José Francisco Robles Ortega y Episcopado Mexicano analizan aspectos sociales de nuestro país

Monserrat Ayala Razo y Yara Martínez González / San Juan de los Lagos

“NECESITAMOS un líder audaz que nos proponga un proyecto de nación que señale objetivos claros y que nos involucre a todos como sociedad, sólo así podríamos esperar que México cambie”, aseguró el Arzobispo de Guadalajara, Cardenal José Francisco Robles Ortega, durante su participación en el XX Encuentro de Obispos y Empresarios de la Provincia Eclesiástica de Guadalajara, organizado por la Unión Social de Empresarios de México A.C.
DURANTE su ponencia ” La visión de la Conferencia del Episcopado Mexicano sobre la situación política en el país y recomendaciones frente al abstencionismo en los procesos electorales”, el Purpurado señaló que es necesario mantener una mirada integral de la realidad de México para discernir cuales son las acciones que hay que impulsar y mantener. Además, dijo, “hay que seguir profundizando en el estudio de la Doctrina Social de la Iglesia y continuar haciendo valer esta enseñanza que emana del Evangelio. Hacen falta los laicos comprometidos en todos los campos de la vida humana y nacional que hagan valer los criterios que no sólo sean buenas intenciones, sino que sean la solución a muchos problemas que tenemos como país”.

ROMPIENDO de la estructura familiar y la injusta distribución de la riqueza, destacan entre los temas que ya se estudian en una primera etapa.

TRAS la visita de Su Santidad, el Papa Francisco, a México, en febrero del año pasado, los Obispos de nuestro país ya trabajan en un proyecto global pastoral, en el que han asumido varios aspectos en un contexto de carácter social.

ASÍ lo señaló el Arzobispo de Guadalajara y Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Cardenal José Francisco Robles Ortega, durante su participación en el XX Encuentro de Obispos y Empresarios, que se lleva a cabo en San Juan de los Lagos.

EN una primera parte, que corresponde a ver la realidad desde la óptica de la palabra del magisterio, destacó las siguientes ideas:

-CAMBIO de época. Actitudes de negación, indiferencia y falta de identidad que conducen a la deshumanización y despersonalización. Se manifiesta en las relaciones humanas caracterizadas por el individualismo, en donde el ser humano se llega a reducir a un recurso.

-ROMPIMIENTO de la estructura familiar. Por cuestiones económicas y la cultura del menor esfuerzo los seres humanos no se hacen personas responsables y no están preparados para un urbanismo que ha aumento los grupos vulnerables y la proliferación de los cinturones de miseria en las zonas metropolitanas.

-LA injusta distribución de la riqueza. Ésta ha llevado a disminuir las oportunidades de los jóvenes para acceder a una educación de calidad y a un trabajo bien remunerado, que también, es causa de una deficiente satisfacción de las necesidades básicas en un gran porcentaje del país.

-LA migración. Se agudizó en los últimos años a causa de la violencia en México. “En nuestra nación no existe un número del número de desaparecidos, pero si hay una actitud de lejanía e indiferencia incluyendo, en muchas ocasiones, a la Iglesia ante la memoria de los desaparecidos y la pena de sus familiares”.

-FALTA de educación integral y de calidad. La Reforma Educativa no ha resuelto los problemas educativos, sino que se encuentra atorada por asuntos administrativos. “Duele el rezago en la calidad educativa y es muy importante la promoción de una política pública clara en este sentido”.

-TEMAS de salud. Es preocupante el conjunto de enfermedades epidémicas, resultado de un estilo de vida que ha ocasionado el descuido del cuerpo, alejando a las personas del deporte y la vida interior. El incremento del alcoholismo y la demanda de narcóticos, suicidios y políticas de anticorrupción.