El Papa y la Santa Sede

Niños de MÉXICO cantan al Papa Francisco y comparten su dolor por terremoto

NIÑOS OTOMÍLos niños hicieron sentir al Papa el dolor y la esperanza del pueblo mexicano.

20/Septiembre/2017, VATICANO

ACIPRENSA

UN grupo de 22 niños del pueblo indígena otomí en México participó este miércoles en la audiencia general del Papa Francisco y luego, en un encuentro con él, pudieron compartir el dolor que les ha causado el terremoto que golpeó al país el 19 de septiembre y que ha dejado al menos 200 muertos.

SEGÚN informa el diario del Vaticano, L’Osservatore Romano, los niños hacen parte del coro Voces Yumhu, quienes hicieron sentir al Papa “el dolor y la esperanza de todos los mexicanos, duramente golpeados en estas horas por un devastador terremoto”.

EL Santo Padre rezó con ellos el Avemaría “con el pensamiento particularmente dirigido a la Virgen de Guadalupe luego de haber expresado a todo México su personal cercanía en la oración”.

EL Pontífice ha dado un abrazo a los pequeños cantores que le han regalado algunos objetos típicos de su tradición, comenzando por el clásico sombrero mexicano.

EL coro de los niños otomíes está en Roma para un concierto promovido por la Embajada mexicana ante la Santa Sede, en ocasión de los 25 años del restablecimiento de las relaciones diplomáticas de ambos estados.

EL concierto se realizará el jueves 21 de septiembre en la Basílica de San Andrea della Valle en la capital italiana.

LOS niños del coro provienen de familias pobres de la región de Tlaxcala. Por ello, para poder solventar el viaje se involucró a toda la población de la ciudad.

ACTUALMENTE, los otomíes en México habitan un territorio que va del norte de Guanajuato, al oriente de Michoacán y al sureste de Tlaxcala.

DE acuerdo con las estadísticas de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de México, la población otomí llegaba a 646 mil 875 personas en México hace algunos años.