En México

Nuncio Apostólico de México sufre ACCIDENTE en Roma

mons-franco-coppola-599x275Recuperándose de sus lesiones, Mons. Franco Coppola, anunció mediante sus redes sociales que había sufrido un accidente el pasado día 10 de febrero.

20/Febrero/2018

David Hernández Cruz, ARQUIMEDIOS.

EL Nuncio Apostólico de México, Monseñor Franco Coppola, informó a través de su cuenta oficial de Facebook que el pasado 10 de febrero sufrió un accidente de tránsito en Roma.

EL prelado informó este martes 20 de febrero que mientras “volvía a Roma luego de haber visitado a una familia de amigos” se tropezó “con un accidente terrible donde gracias a Dios no se ha involucrado nadie más: Sólo la velocidad relativamente baja, alrededor de los 50”.

EN cuento a los daños que causó dicho accidente, informó la fractura del pie derecho y cinco costillas rotas, además de las múltiples “contusiones y moretones” que descubrió al despertar del “shock”.

DIJO que después de estar cuatro días en el hospital, los doctores lo han dado de alta con la recomendación de que su pie derecho no toque el piso durante 40 días e ir a una revisión cada semana para darle seguimiento. Por lo cual, permanecerá en Roma en la casa de la familia de uno de sus amigos hasta su recuperación.

AFIRMÓ que después de los 40 días de su recuperación, volverá a México para la rehabilitación en el verano; por lo que agradece la paciencia de los feligreses ya que le “cuesta cualquier movimiento, y también hablar”.

“ESTOY seguro de que la mirada de la Virgen de la Confianza en el día de su Fiesta y la de Guadalupe que, aunque desde lejos, no me deja un instante, han hecho que ahora pueda estar aquí para contarles lo que me ha pasado.” 

“SERÁ una Cuaresma verdaderamente única, vivida en el abandono de la voluntad y de las fuerzas, pero al mismo tiempo constatando y bendiciendo, por tanta atención y sensibilidad de las personas que se han ocupado de mí, sin conocerme: los socorristas del 118, los enfermeros del Pronto Servicio del (hospital) Sant’Andrea y luego los del reparto de la ortopedia”, que fueron “muy amables y pacientes con todos nosotros”.