Proceso Diocesano

PARA FACILITAR LA PLANEACIÓN PARTICIPATIVA.

La Vicaría de Pastoral en la programación de la II Asamblea

Víacaría de Pastoral.

Oscar Maldonado V. Pbro.

 

El ser parte de la Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo en esta diócesis de Guadalajara nos pide estar abiertos a la comunión, al diálogo, a la participación. En ello se funda este Proceso Pastoral que se encamina al VI Plan de Pastoral. La Vicaría de Pastoral ha sentido la urgencia disponer todo lo necesario para que la Asamblea Diocesana del 25, 26 y 27 de junio, cuente con las condiciones elementales de orden para su mayor eficacia. Y por lo tanto que los convocados tengan la información necesaria, los recursos oportunos para que este tiempo de gracia sea fructuosamente vivido para esta Iglesia particular.

El Equipo Base de la Vicaría se reunió en una intensa jornada de oración, de retiro y de trabajo en El Centro de Espiritualidad de Mezcala. Todo inició el martes 6 de mayo hasta el jueves 8. Los participantes fueron 12 agentes. Monseñor Rafael Hernández, Fray Lázaro Silva García OFM, los señores curas Juan Manuel González López, Héctor López Alvarado, Gerardo Jiménez Lozano, José Vicente Ortega, Ramón Duarte, los presbíteros José Marcos Castellón, Hipólito Hernández Valle, Oscar Maldonado, la hermana Claudia Hernández y la lic. Verónica Antimo.

Fray Lázaro Silva tomó la tarea de la espiritualidad de estos días de retiro y estudio. Así organizó el rezo del Oficio Divino a las horas respectivas y la celebración de la Eucaristía el día 7. Esta fue pues la disposición fundamental de apertura a la voluntad del Señor.

Se contó con la aprobación del Señor Cardenal don José Francisco Robles Ortega con quien se tuvo comunicación telefónica para darle a conocer algunos elementes que necesitan su consentimiento, antes de su salida a la Visita ad Limina Apostolorum. También el señor Obispo don Leopoldo González, Vicario de Pastoral, mandó sus saludos y su beneplácito.

Toda la tarde del día 6 fue para aportar elementos indispensables a considerar para hacer la programación de la II gran Asamblea de nuestra Diócesis. Se tuvieron en cuenta las sugerencias venidas de la Evaluación de la Asamblea 2013. Toda la Asamblea se diseñó siguiendo el método: Ver con los ojos del Padre, juzgar con los criterios del Hijo, actuar bajo el impulso del Espíritu Santo y la celebración.  A este esquema se ajustó el programa, tomando en cuenta el momento previo, o sea los preparativos necesarios para la Asamblea.

Todo esto busca motivar a los convocados para participar en la Asamblea. El Señor Cardenal vio oportuno que además de los que participan por oficio, invitados, se amplié el número de laicos por decanato que han de ser tres.

Toda esta tarea busca ubicar la II Asamblea Diocesana en el proceso hacia el VI Plan diocesano de Pastoral. El siguiente paso será iluminar nuestro proceso de pastoral con la mística de la eclesiología de comunión y participación. Dada la importancia del tema, se busca la intervención del Señor Arzobispo emérito J. Guadalupe Octavio Martín Rábago.

De ahí se pretende discernir y asumir las líneas comunes de nuestro VI Plan pastoral, a partir de las metas propuestas por las Vicarías Episcopales, las Comisiones y la Vida Consagrada.

El trabajo será por equipos multidisciplinarios, que manejarán las metas y se condenzarán en 10 subplenarios. De ahí se harán los plenarios generales y de ese material el Señor Cardenal eligirá nuestras líneas comunes.

El Equipo de la Vicaría fue concretando el horario de esta Asamblea, asignando tareas y responsabilidades según las disintas areas fundamentales: Comunicación y difución, Planeación y seguimiento, Espiritualidad, Logística, Secretaría, etc.

Podemos decir que se están preparando los elementos indispensables para una buena marcha de esa vital jornada a celebrarse del 25 al 27 de junio de 2014 en nuestra Arquidiócesis, con el favor de Dios.

Bien podemos decir que todos los agentes sacerdotes, laicos y consagrados estamos plenamente involucrados. El método representativo acentúa la responsabilidad de los convocados ante toda la comunidad. El Señor Cardenal, en la pasada asablea señaló este aspecto, en los participantes está representada toda la diócesis en su aspecto territorial y funcional.

Por lo tanto será oportuno disponernos a una campaña de oración fervorosa e intensa por nuestra Asamble Diocesana de Pastoral 2014.