Proceso Diocesano

PEPARADOS PARA SERVIR A LA IGLESIA EN SUS HERMANOS DEL PRESBITERIO.

TALLER DE INDUCCIÓN PARA DECANOS 20 Y 21 DE ENERO.

Ángel Zepeda Guzmán, Pbro.

El taller se realizó en el Seminario de los Misioneros del Espíritu Santo. Un halo de esperanza e ilusión eclesial rodeaba este acontecimiento, el Señor Cardenal lo había manifestado en su mensaje en la posada sacerdotal, especialmente en torno al fomento de la fraternidad entre sacerdotes. En todo el taller estuvo presente, junto a la mayoría del equipo Base de la Vicaría de Pastoral, el Señor Obispo Don Leopoldo González Glez.   Vicario Episcopal de Pastoral y fue dirigido por Monseñor Rafael Hernández Morales, Secretario Ejecutivo de la Vicaría.

El Señor Obispo Leopoldo nos dio la Bienvenida y nos saludó en nombre del Señor Cardenal Robles quien no pudo asistir por estar en reunión de la CEM. Nos dijo que el Decano ofrece  un servicio de Iglesia y para la Iglesia. Por ahora el Señor Cardenal no ha pedido Obispos Auxiliares por lo que quiere que Vicarios Episcopales y Decanos tomen en serio su papel. Debe haber un equipo fuerte del Vicario Episcopal con sus Decanos para estar atentos a los retos pastorales y aún en las cosas más prácticas.

FINES DEL TALLER.

Profundizar en el ser y quehacer del decano que tiene gran importancia en la estructura pastoral.

Dar seguimiento al proceso diocesano, 6° Plan Orgánico de Pastoral.

Es tiempo aún en que muchas comunidades están haciendo sus asambleas de pastoral, tenemos que recordar que el Objetivo Diocesano, es el objetivo para decanatos, parroquias, organismos eclesiales, etc.

En los decanatos debemos superar los capillismos y trabajar en comunión (articulación) y  apropiarnos  de la comunión y participación, para promoverlo y vivirlo;, el decano debe ser el gestor.

Hay que hacer que el Plan – Proceso vaya bajando a todos los niveles, pero primero debemos  vivirlo nosotros los sacerdotes desde el decanato, recordemos las frases del Señor Cardenal Robles “El que no se involucra, no asume” y “Despacio pero sin pausas”.

SE TRABAJO CON EL MÉTODO PARTICIPATIVO.

Ver con los ojos del Padre.

Juzgar con los criterios del Hijo.

Actuar con los criterios del espíritu santo.

Celebración.

PRIMER MOMENTO: VER CON LOS OJOS DEL PADRE.

Se trabajó por Vicarías en un primer momento. Dinámica: Temores y Esperanzas.

Preguntas: ¿Cómo ves a tu decanato dentro del proceso diocesano de pastoral?,  ¿En qué te has involucrado?,  ¿Qué vacíos se contemplan?, ¿Qué retos se tienen?, Este trabajo tuvo como base el “Manual de Funciones”. Después hubo un subplenario por Vicarías y se terminó este primer momento con un Plenario General donde se tomaron 3 retos y se hizo la Conclusión del análisis.

ENCUENTRO CON EL SECRETARIO CANCILLER. (Sr. Pbro. Lic. Javier Magdaleno)

Habló del modelo de Curia que se busca: lugar donde los presbíteros y laicos se sientan en casa y al mismo tiempo en orden. Se habló de las audiencias, de los casos sacerdotales donde el decanato debe ser una válvula de fraternidad. Del correo del arzobispado donde se llegará a los sacerdotes por medio del decanato, las comunicaciones urgentes llegarán en correo personal creado por el arzobispado para cada sacerdote. El libro de destinos de la diócesis. La secretaría tiene seis secretarios auxiliares para poner al orden los asuntos de la Arquidiócesis y cada uno se ocupará para la atención de dos Vicarías Episcopales.

SEGUNDO MOMENTO: JUZGAR CON LOS CRITERIOS DEL HIJO.

Partiendo del ver para iluminar el ser y quehacer del decano. Se analizaron las ideas fuerza donde aparece el decano como promotor y alma del proceso pastoral del decanato y darse cuenta de que hay que manejar la importancia de un “Lenguaje común” en lo pastoral.

ILUMINACIÓN: NUEVA EVANGELIZACIÓN Y ESPIRITUALIDAD DE COMUNIÓN Y PARTICIPACIÓN, DIRIGIDO POR EL SEÑOR OBISPO DON LEOPOLDO GONZÁLEZ.

1.- Identidad sacerdotal.

2.- Iluminación de un plan. “Odres nuevos, supone vino nuevo”.

Reto: El vino nuevo. La Iglesia vive con el Papa Francisco una nueva primavera. Un plan nuevo sin una nueva alegría espiritual sería vano. Necesitamos vivir como sacerdotes, una Espiritualidad Profética, una Pastoral Liberadora y Una espiritualidad comunitaria.

Esa noche tuvimos una noche mexicana, momento agradable de convivencia.

TERCER MOMENTO: ACTUAR BAJO EL IMPULSO DEL ESPÍRITU SANTO,

Fue un trabajo en dos momentos:

1°.- Discernimiento para que este equipo de decanos vea las prioridades que tiene, Metas.

2°.- Cada Vicaría ¿cómo puede hacer operativas estas metas?.

Día 22 en el Seminario mayor se tuvo el saludo del Señor Cardenal Don Francisco Robles, donde alentó a hacer de cada decanato, una vivencia de pastoral en comunión y participación.

Aspecto Jurídico.- El Decano es un sacerdote nombrado por el Obispo, para un tiempo determinado. Tiene el derecho y el deber de fomentar y coordinar la acción pastoral común en un decanato (C. 555, 1,2). Debe cuidar los derechos fundamentales de sus hermanos sacerdotes, como son la honra y el buen nombre. Cuidará que los clérigos de su territorio decanal vivan de modo conforme a su estado y sus deberes. Debe favorecer la solidaridad y la formación integral de los sacerdotes de su decanato. Debe cuidar que las funciones religiosas se celebren según las prescripciones y cuidar del decoro y esplendor de los espacios y objetos sagrados. Visitará anualmente las parroquias con las debidas revisiones pastorales y de administración a cada una de ellas. Entre otras funciones.(m.f. 61-71).

Aspecto Pastoral.- El objetivo principal del decano es facilitar e impulsar la pastoral mediante la actividad común (cfr. C. 374,2). Debe ser cercano a sus hermanos sacerdotes, abierto y con capacidad para trabajar en equipo, deberá ser muy cercano al Vicario Episcopal y al Obispo. Debe fortalecer los vínculos de comunión, confianza y amistad con el Obispo. (m.f. 72-84).

CURSO DE INDUCCION PARA NUEVOS DECANOS 2014-2017.

“Los llamó para que estuvieran con El y para enviarlos a predicar..” (Mc 3,14).

La Iglesia Universal cada año 18 al 25 de enero fomenta la unidad de todos los cristianos a través de la oración y el diálogo ecuménico, en esta ocasión con el lema: “¿Es que Cristo está dividido?”. En este ambiente de unidad y motivados por la convocatoria de parte de la Vicaría de Pastoral, hemos acudido los 56 sacerdotes representando al mismo número de decanatos que por elección y con la aprobación del Ordinario del lugar fuimos elegidos para prestar este servicio de “decanos” de pastoral para el presente trienio.

La mañana del lunes 20 de enero, lugar de reunión el Centro de Espiritualidad de los Misioneros del Espíritu Santo. Conocidos anfitriones nos han dado la bienvenida: el primero;  el Sr. Obispo  Auxiliar de Guadalajara Dn. J. Leopoldo González G. (Vicario Episcopal de Pastoral) siguiendo la línea y con la misma alegría y  sencillez que les distinguen el Sr. Cura Rafael Hernández Morales y  el Sr. Cura Ramón Duarte Miranda (Miembros de la Vicaría de Pastoral).

Comenzamos la jornada con la Lectio Divina y posteriormente el Sr. Obispo Leopoldo González realizó la motivación principal para estos días de reflexión y fraterna convivencia, que toman su perfil a partir de la concientización sobre el ser y quehacer del Decano según lo estipula el manual de funciones para favorecer la espiritualidad de comunión y participación.

“Un solo cuerpo y un solo espíritu, como también es una la esperanza de la vocación con la que han sido llamados. Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todo, lo penetra todo y está en todo”. (Ef 4, 4-6).

SER Y QUEHACER DEL DECANO:

He aquí parte de lo que el Manual de Funciones especifica a este tenor:

Aspecto Jurídico.- El Decano es un sacerdote nombrado por el Obispo, para un tiempo determinado. Tiene el derecho y el deber de fomentar y coordinar la acción pastoral común en un decanato (C. 555, 1,2). Debe cuidar los derechos fundamentales de sus hermanos sacerdotes, como son la honra y el buen nombre. Cuidará que los clérigos de su territorio decanal vivan de modo conforme a su estado y sus deberes. Debe favorecer la solidaridad y la formación integral de los sacerdotes de su decanato. Debe cuidar que las funciones religiosas se celebren según las prescripciones y cuidar del decoro y esplendor de los espacios y objetos sagrados. Visitará anualmente las parroquias con las debidas revisiones pastorales y de administración a cada una de ellas. Entre otras funciones.(m.f. 61-71).

Aspecto Pastoral.- El objetivo principal del decano es facilitar e impulsar la pastoral mediante la actividad común (cfr. C. 374,2). Debe ser cercano a sus hermanos sacerdotes, abierto y con capacidad para trabajar en equipo, deberá ser muy cercano al Vicario Episcopal y al Obispo. Debe fortalecer los vínculos de comunión, confianza y amistad con el Obispo. (m.f. 72-84).

TRABAJO POR VICARIAS

Por su parte, el Sr. Cura Rafael Hernández Morales ubica a los nuevos Decanos, sobre los distintos momentos a realizarse a lo largo de esta jornada de inducción.

Ver con los ojos del Padre los temores y las esperanzas (¿Cómo están los decanatos dentro del proceso de pastoral diocesano? ¿Qué vacíos y retos se contemplan? ) Algunos temores que se mencionaron (Indolencia, ausentismo, capillismo y apatía hacia el decanato,  hacia una pastoral articulada, una falta de compromiso, activismo estéril). Algunas esperanzas (Necesidad y búsqueda de Dios, Compromiso y fraternidad sacerdotal, unidad de criterios pastorales en el decanato, etc).

Al final se concluyó en las siguientes Metas:

Favorecer la vivencia renovada de la alegría de la fe para vivir el kerigma.

Conocer, asimilar y promover el proceso diocesano de Pastoral.

MODELO DE CURIA DIOCESANA.

El Secretario Canciller de la Arquidiocesis , el Pbro. Lic. Javier Magdaleno Cueva expresa: “Se trata de que los presbíteros y los laicos se sientan como en casa”. Se mencionaron además,  cuestiones prácticas para la mejor atención dentro de la curia y su manera de estar en contacto más cercano con toda  la comunidad diocesana. Se hizo referencia a los días y horarios de audiencias por parte del Sr. Cardenal y los Obispos Auxiliares.

Se enumeraron  los eventos diocesanos más relevantes para este año 2014 y se aclararon algunas dudas por parte de algunos sacerdotes decanos.

FE Y COMPROMISO.

Fue la Capilla del Seminario mayor de  Guadalajara, en un ambiente de oración y recogimiento, teniendo como Testigo Supremo a Jesús Eucaristía, pero a la vez ante su representante en nuestra Iglesia particular, el  Sr. Cardenal J. Francisco Robles Ortega, quien ha mencionado entre otras cosas que es el sacerdote decano quien tiene el derecho y el deber de  impulsar la fraternidad  sacerdotal , la cercanía humana, fraterna y sacerdotal. Deberá estrechar el espíritu de comunión y compromiso pastoral de todos y cada uno de los sacerdotes de su propio decanato.

El Pastor Diocesano, después de motivar al testimonio evangélico y a estrechar los lazos de unidad entre todo el presbiterio, invito a realizar solemnemente la profesión de Fe, entregó a cada Sacerdote Decano su nombramiento y el de su Decano Suplente y por último se selló el compromiso con  la firma por parte de cada uno en presencia y con la anuencia del Secretario Canciller.