Proceso Diocesano

PERFILAMOS EL ROSTRO NUEVO DE NUESTRA IGLESIA DIOCESANA.

Somos invitados a hacer juntos este Proceso Diocesano.

Vicaría Diocesana de Pastoral.

Como Iglesia Diocesana, unidos al Pastor, avanzamos del modo más natural, más seguro, que es en comunión, con respeto y apego a la metodología participativa. Quién ha marcado el rumbo ha sido nuestro Pastor el Emmo. Señor Cardenal, desde su llegada mencionaba el responder a las realidades que vive esta Iglesia particular. En el siguiente momento el Pastor preguntaba a todos sobre la Misión, sobre la Evangelización y sobre la Formación permanente. Eso es, nos preguntó, nos pidió participar.

Luego nos decía de un Objetivo y unas líneas comunes, trazadas entre todos. ¡Es hermosa la perspectiva! Apenas lo podíamos creer después de tantos años de vivir en otro estilo.

Se invita a Asambleas Parroquiales, Decanales, Vicariales, de Comisiones y de Vida Consagrada… y se hacen. Cada uno sabemos cómo, si responsablemente, si superficialmente. Pero no terminaba la “Cosa” ahí, no nos deshicimos de nada, empezaba a forjarse un proceso. Viene la I Gran Asamblea y el Emmo. Señor Cardenal escucha, respeta y confirma la voz de su Diócesis. Se proclama el Objetivo General: “Promover la Nueva Evangelización mediante el anuncio del kerigma a todos y la formación integral permanente para fortalecer nuestras comunidades eclesiales y nuestro pueblo en Cristo tenga vida”

Algo grande, algo suficientemente claro, algo que de verdad engloba nuestra misión fundamental. Surgen ahí las prioridades como Iglesia de Cristo: El anuncio del kerigma a todos y la formación integral permanente. El cómo hacer esa evangelización. Estos son caminos.

Nuevamente el Pastor nos invita a ir a la realidad, a programar en el ámbito territorial y funcional, a proponer metas hacia la II Asamblea de Pastoral.

La Vicaría recibe el material y es procesado en la II Asamblea como se ha venido informando en este importante medio diocesano.

El gran equipo de Vicarios episcopales, Decanos y Encargados de Comisiones y Vida Consagrada ha trabajado y revisado 7 líneas, 7 importantes criterios, líneas comunes que hacen operativo y funcional el Objetivo.

1.- Propiciar el encuentro con Cristo vivo en todas las instancias y tareas pastorales.

2.- Asumir la espiritualidad de comunión como cimiento e inspiración de toda acción pastoral.

3.- Asegurar la creación y fortalecimiento de espacios y procesos de formación integral.

4.- Situar y asumir toda acción evangelizadora en el marco de nuestro proceso pastoral.

5.- Acentuar la solidaridad y la salida a las periferias en la formación espiritual del discípulo misionero.

6.- Anunciar a Jesucristo y su Evangelio con un lenguaje comprensible, testimonial y significativo a los hombres y mujeres de hoy.

7.- Impulsar el protagonismo de los laicos en la transformación evangélica de la sociedad y su participación en la Iglesia.

En nuestras acciones, en nuestras actividades, todas, debemos actuar de esta forma, no vamos a crear una asociación para realizar cada línea. Ellas son el espíritu de nuestra Iglesia, ellas hacen el rostro de nuestra parroquia, decanato, vicaría, comisión y vida consagrada. Ellas son el perfil de nuestra amada diócesis. Así lo ha propuesto finalmente el Señor Arzobispo. Por eso en las importantes entrevistas con él, de parte de los decanatos, se entabla el diálogo sobre la fraternidad y sobre el proceso pastoral.

Ciertamente habrá habido otras voces, otros juicios.

-En general se percibe alegría, apertura, claridad, seguridad, rumbo, nos expresaba la revisión de la Asamblea.

-Extraoficialmente se dice, que el Equipo de la Vicaría improvisa de un día para otro.

-Que se trata de un proceso y lenguaje complicado.

-“Esos de la Vicaría hicieron su objetivo y no entendieron lo que significa por eso hicieron una glosa.

-“Esto va muy lento, no se avanza o muy rápido, ¿quién entiende, quien los alcanza?”.

El Señor Cardenal ha dicho, el 7 de agosto de 2014 en el Seminario Mayor, que este es el rumbo, que por ahí debemos caminar todos, a nadie se le apresura, que más bien se le respeta su ritmo, que tome su propio paso, pero las cosas deben ir por aquí. Lo importante es estar dentro, ir haciéndolo entre todos, ser parte de, incluirnos. El que se involucra asume.

El Equipo Base de la Vicaría de Pastoral, ha seguido trabajando en este proceso, se ha reunido en San Sebastián, del martes 19 al viernes 22 de agosto de 2014, para revisar y delinear los pasos a seguir, organizar la socialización, la información a todos para que la Asamblea, el Plan y su Proceso lleguen a la base.

No olvidemos que el Equipo Diocesano, de Decanos, Vicarios E. y Encargados propusieron:

1.- ¿Cómo hacer llegar la Líneas de Acción a todos?

-Elaborar un material común donde vaya la Glosa de las líneas con lenguaje sencillo.

-Usar los medios de comunicación para dar a conocer este trabajo.

-Implementar instrumentos que aseguren la verificación e implementación de las Líneas.

2.- ¿Cuál es el paso a seguir en vistas a la próxima Asamblea de Pastoral?

(Ya se habían dado a conocer algunas de estas aportaciones como salieron de las mesas de trabajo, ahora es el resumen que se discernió en la reunión plenaria)

-Elaborar un curso de acción para las Líneas.

-Elaborar acentuaciones para cada año durante la vigencia del Plan.

-Favorecer este proceso con el siguiente orden: Asambleas parroquiales, decanales, vicariales y comisiones.

-Favorecer la programación con un lenguaje común.

-Llegar al VI Plan escrito.

Todos tenemos tareas pendientes. Dar a conocer la Líneas para que inspiren nuestros trabajos, planear encontrando los enfoques que vienen a ser los modos concretos y prácticos de realizar nuestro Objetivo. P. e. una línea es actuar en comunión, pero se puede hacer con una organización jerárquica, disponiendo ordenando desde arriba o se puede hacer con un enfoque participativo. ¿Con que enfoques o criterios concretos queremos trabajar? Esto le toca a la instancia –parroquia, decanato y vicaria- territorial o funcional, comisiones. Y ya hemos de estar preparando la Asamblea Pastoral de cada instancia, hacer el programa, hacer nuestro calendario de actividades.

El Señor, por nuestro Pastor y el Proceso Pastoral del VI Plan, nos están señalando un hermoso camino.