En Guadalajara

POSADA Sacerdotal 2017

POSADA SACERDOTALCon la presencia del Cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara, y Mons. Franco Coppola, Nuncio Apostólico en México, se realizó la Posada para Presbíteros el jueves 14 de diciembre.

Dulce Natalia Romero Cruz

COMO cada año se realizó la tradicional Posada Presbiteral de la Arquidiócesis de Guadalajara, que presidió el Cardenal José Francisco Robles Ortega, acompañado del Nuncio Apostólico Mons. Franco Coppola, el Obispo Auxiliar Mons. Juan Humberto Gutiérrez Valencia y 600 Sacerdotes, entre ellos algunos religiosos.

DESPUÉS de hacer una pequeña procesión con los peregrinos acompañado con el rezo del Santo Rosario y de pedir posada, el Cardenal José Francisco Robles dio la bienvenida al Nuncio y dio un mensaje navideño a su presbiterio tapatío, en el que hizo énfasis en ser una que acoge y se abre al diálogo.

“ESTAMOS por celebrar el acontecimiento de la encarnación de nuestro señor Jesucristo que sucedió hace 2 mil años y nos preguntamos cómo podemos conectarnos con este hecho salvífico, la respuesta es la fe.

“DIOS se hizo verdadero hombre para entrar en comunión y diálogo con nuestra pobre humanidad, toda nuestra realidad humana la asumió menos el pecado, de tal manera que inspirados por esto estamos llamados a encarnar ese mensaje de diálogo, de acercamiento, de comunión con todas las realidades que nos ha tocado vivir. Superemos la idea de que solo conservando o defendiendo una forma de ser católicos nos vamos a salvar, tenemos que incidir en todas las realidades por diferentes que sean a nosotros, tenemos que asumirlas y crear canales de acercamiento y comunicación para hacer llegar la propuesta salvífica. No podemos proponer un catolicismo que solamente está buscando pleitos a la vuelta de cada esquina, con lo que solo propiciamos rechazo y descalificación. Tenemos que ser una Iglesia que acoge, dialoga, respeta y ama a todas las expresiones de esta humanidad.

“LES decía que no podemos comportarnos como que si estuviéramos en una ciudad donde se expresara una unidad católica, ya no es así, nuestra ciudad como todas es plural y hay muchas maneras de pensar, de expresarse y desarrollar la vida, esa es la pedagogía del misterio de la Encarnación, es la pedagogía de Dios y la que el Papa Francisco trata de hacer valer con su palabra, con su magisterio, sus gestos, en esta globalización del secularismo, el ateísmo, de la crisis de todos los valores. Les regalo estas palabras y les felicito de todo corazón a cano uno de ustedes hermanos presbíteros, a sus comunidad y a su familia”.

POR su parte el Nuncio Apostólico compartió su experiencia y aseguró que a la Iglesia Mexicana le falta mucho trabajar para lograr tener un país pacífico y que se refleje la gran cantidad de cristianos que tiene.

Foto: Jorge Hernández Aguirre.