Pastoral Funcional

PRE-PASCUA JUVENIL DIOCESANA 2017

IMG-20170228-WA0001¡Cristo Vive! ¡Llamados a la misión generamos esperanza!

20/ Marzo/ 2017. Guadalajara, MÉXICO

SEDIPAJ

Los pasados días 25 y 26 de febrero del año en curso se llevó a cabo una edición más de la Pre-Pascua Juvenil Diocesana 2017, en las instalaciones del Colegio Cervantes Costa Rica. La respuesta de los jóvenes al llamado de este evento fue muy positiva, teniendo el registro de 1,040 asistentes, los cuales se mostraron con gran actitud juvenil. Los canticos, las porras, el baile fueron elementos que acompañaron durante todo el evento.

La primera ambientación de la jornada la realizó el D.J. católico Gabriel Eshel, quien logró rápidamente hacer conexión con los muchachos que iban llegando al auditorio. La bienvenida fue llevada a cabo por la Coordinadora Diocesana Luz Anguiano y por el sacerdote Asesor Octavio Ramírez, quienes fueron encargados de incentivar a la multitud a tener la apertura en esta nueva experiencia, al igual de ser los encargados de presentar el lema de este año: ¡Cristo Vive! ¡Llamados a la misión generamos esperanza!

Después del mensaje de bienvenida se dio paso a un momento muy importante durante cualquier actividad, la oración, la cual fue dirigida por el Coordinador del área de Espiritualidad Gerardo Herrera y por el Asesor de área, el Pbro. Christian Medina. Una vez encomendada la jornada al Señor, el micrófono fue cedido al Franciscano de la comunidad de San Gerardo, Fray Juan Antonio Orozco, que con el carisma tan característico de su congregación, lideró la conferencia central del evento, enfocada en el lema de este 2017, titulada “La misión generadora de esperanza”, que sin duda alguna dejó un buen sabor de boca entre los participantes. Enseguida Gerardo Herrera explicó de forma breve sobre la Misión RED, debido a que la Pascua se centra en el contexto de la misma.

- RED: Riqueza, Esperanza y Dignidad.

- RED: El joven católico es pescador de jóvenes, la labor de pesca se lleva a cabo con una red.

- RED: En el mundo actual, pareciera que el que no tiene redes sociales, se queda fuera de la jugada, es tiempo de aprovechar estos medios para evangelizar.

- RED: Para hacer redes entre comunidades, y que toda la Pastoral Juvenil camine bajo un mismo principio que es Cristo.

- RED: Traducido al español es rojo, color que en la liturgia hace referencia a la sangre, y en este caso en particular por la sangre derramada por Jesucristo en la Cruz, para el perdón de cada uno de los pecados de la humanidad. Al finalizar con esta breve contextualización, se dieron las indicaciones para integrar los 21 talleres simultáneos de capacitación con diferentes temáticas enfocadas a la Semana Santa y a la #MisiónRED, los nombres de estos fueron: Riqueza, Esperanza, Dignidad, Jueves Santo, Viernes Santo, Sábado Santo, Mi primera Pascua y Pascua en Misión.

Se dieron unos minutos de receso, a fin de que los asistentes pudieran recargar energías para su capacitación, aunque siempre se gozan estos momentos de descanso, los jóvenes aceptaron muy bien los tiempos, e hicieron acto de presencia en sus aulas correspondientes a la hora pactada.

A las 2:00 de la tarde se tuvo un momento para que los participantes tomaran los sagrados alimentos, y en punto de las 3:00 de la tarde el ministerio musical Shemá hizo su aparición despidiendo el Canto Pascua 2016 y presentando el Canto Pascua 2017. Canciones como el León dela tribu de Judá, el poderoso, no se hicieron esperar penetrando un gran entusiasmo en todos los jóvenes que vibraban al son de las notas musicales. Al caer la tarde, y una vez transcurridos dos de tres bloques de los talleres, se llegó el momento más privilegiado durante la jornada sabatina; las instalaciones Maristas fueron engalanadas por la visita del Santísimo Sacramento; este momento fue dirigido por el Pbro. Octavio, y en la ambientación estuvo la reconocida Sarahí Rodríguez acompañada de su familia, que le dieron un toque especial a la Hora Santa.

Durante estos 60 minutos hubo detalles que quedarán en la memoria de los presentes por mucho tiempo, la primera cosa curiosa se dio cuando Nuestro Señor se negó a entrar en el viril litúrgico que se le tenía preparado, lo que no permitió que se llevará el momento con la custodia. Durante el momento oracional hubo una postración absoluta al Rey de Reyes, se finalizó con la Oración del Padre Nuestro todos tomados de las manos, haciendo pequeños círculos, siempre teniendo en el centro el Altar que se había preparado.

El ver el auditorio repleto de jóvenes sedientos de Dios deja una sensación especial, S.S. Francisco no estaba equivocado, en nuestro país la juventud es riqueza y esperanza para la sociedad. La jornada dominical arrancó con la ambientación del Ministerio Shemá, que hizo despertar a cualquiera con su buena música. El domingo es el día del Señor, y la Pre-Pascua no podía dejar de lado esto, así que se celebró una Eucaristía con un espíritu 100% juvenil presidida por el Asesor Diocesano de la Pastoral Juvenil. Un dato curioso fue que la Misa se retrasó por algunos minutos, debido a que después de un aviso de que habría Sacerdotes confesando, muchos jóvenes vieron el momento oportuno para tener una reconciliación con Dios, al ver el número de personas el Pbro. Octavio también decidió apoyar a sus hermanos presbíteros con algunos penitentes. El Evangelio del VIII Domingo Ordinario no podía ser mejor para la ocasión, pues se invitaba a confiar en cuerpo y alma en Dios, a no tener miedos; y para que quedará mejor comprendido el mensaje se hizo una dinámica con la Coordinadora Diocesana aventándose de espaldas, del escenario a la parte de abajo, donde la esperaban 8 jóvenes miembros de la Pastoral Juvenil. La parte musical de la Celebración Eucarística fue liderada por el Coro de la Parroquia Santos Mártires Mexicanos, Milites Christi, sin embargo la juventud se hizo sentir en cada canto acompañando con aplausos y por supuesto con su voz. Una vez concluida la Misa se volvió a recordar la #MisiónRED y el proceso de la Revitalización, para aquellos que no habían estado un día antes.

Hubo muchas dinámicas que permitieron dejar en claro la alegría y la vitalidad que trae la juventud de Guadalajara. La Pre-Pascua estaba llegando a sus momentos finales, se realizó una ceremonia de clausura en la que se hizo entrega de un reconocimiento a todas las personas que fueron talleristas, al igual que a las Congregaciones que hicieron acto de presencia.

El evento finalizó con una Oración de envío a misionar a cada una de las comunidades a las que pertenecen los jóvenes, concluyendo con la bendición de Dios a través de los intermediarios Christian Medina y Octavio Ramírez.

La agrupación Shemá se encargó de dar el adiós definitivo con una última ambientación, que puso eufóricos a todos los que decidieron quedarse.