Acontecimientos Diocesanos

Somos jóvenes y queremos ser SACERDOTES

28795988_1266074860203456_2055402421228441520_nEl “Corazón de la Diócesis” de fiesta, celebrando su día. 

Confía, el llamado es real. “Ven y Sígueme”.

4 de marzo, Día del Seminario de Guadalajara.

EL Seminario Mayor ofrece la formación propiamente sacerdotal y consta de tres etapas: El Curso Introductorio, Las Facultades de Filosofía y Teología.

EN el Seminario Mayor todos somos jóvenes y queremos ser sacerdotes. Somos más de 500 jóvenes que nos formamos para el sacerdocio en esta etapa del seminario y vamos asumiendo compromisos que nos llevan a responder a lo que Dios nos pide.

EL Curso Introductorio se realiza en la sierra de Tapalpa, a las orillas del pueblo por la calle Morelos se encuentra una casa del seminario que año con año recibe a los jóvenes de 18 a 20 años la mayoría, recién terminado su bachillerato o el curso de nivelación en el seminario menor.

LA Facultad de Filosofía se realiza en el Seminario Mayor que tiene su domicilio en la calle Santo Domingo 1120, en la colonia Chapalita, en la ciudad de Guadalajara. Jóvenes entre 19 y 22 años hacen suyo este lugar para profundizar en los estudios que buscan razonablemente explicación y van a las últimas causas.

LA Facultad de Teología tiene el mismo domicilio de la anterior y los jóvenes que ingresan a esta etapa son alumnos de entre 21 y 23 años. En estas instancias se subraya la formación en el compromiso que se va asumiendo en miras al sacerdocio. A partir de primero de teología se recibe la admisión al estado eclesiástico y posteriormente los ministerios de lectorado, acolitado y finalmente las órdenes de diaconado y presbiterado.

DESPUÉS de primero de teología y al culminar esta facultad se tienen dos años de servicio en una comunidad que les permita conocer las exigencias de la vida pastoral.

EN el documento preparatorio para la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos nos encontramos con un apartado que tiene como título: Caminos de vocación y misión, en el que señala que el discernimiento vocacional no se realiza en un acto puntual, aun cuando en la historia de cada vocación es posible identificar momentos o encuentros decisivos. Como todas las cosas importantes de la vida, también el discernimiento vocacional es un proceso largo, que se desarrolla en el tiempo, durante el cual es necesario mantener la atención a las indicaciones con las que el Señor precisa y especifica una vocación que es exclusivamente personal e irrepetible. El Señor les pidió a Abraham y a Sara que partieran, pero sólo en un camino progresivo y no sin pasos en falso se aclaró cuál era la inicialmente misteriosa <<tierra que yo te mostraré>> (Gén. 12, 1). María misma progresa en la conciencia de su vocación a través de la meditación de las palabras que escucha y los eventos que le suceden, también los que no comprende (cfr. Lc 2, 50-51)

EL tiempo es fundamental para verificar la orientación efectiva de la decisión tomada. Como enseña cada página del texto bíblico, no hay vocación que no se ordene a una misión acogida con temor o con entusiasmo.

ACOGER la misión implica la disponibilidad de arriesgar la propia vida y recorrer la vía de la cruz, siguiendo las huellas de Jesús, que con decisión se puso en camino hacia Jerusalén (cfr. Lc. 9,51) para ofrecer su vida por la humanidad.

AYUDA a nuestro seminario y promueve las vocaciones al sacerdocio, con tu oración y cooperación económica. Si tienes la inquietud por conocer la vida del seminario y el camino al sacerdocio o conoces a alguien con ese deseo, entra en comunicación con nosotros por teléfono al 36172650, 36185838, diosllama@yahoo.com.mx, Facebook y YouTube Seminario de Guadalajara Vocaciones y en la página www.semguad.org.mx

CRISTO TE LLAMA

¡Tú puedes ser Sacerdote!