En México

Una FRONTERA militarizada es muy riesgosa, afirman obispos

000_Mvd6708036-947x600.x70825Los obispos de la (CEM) afirmaron que tener una frontera semi-militarizada con Estados Unidos es algo muy riesgoso para los mexicanos y los latinoamericanos.

“ES altamente riesgoso para nuestra gente mexicana y latinoamericana, tener una frontera semi-militarizada”, indicaron los prelados en un tuit publicado el 5 de abril.

“JESUCRISTO migrante puede volver a ser ejecutado al intentar cruzar por la frontera”, añade el tuit de la CEM.

LO expresado por los obispos sigue al anuncio del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de enviar entre dos mil y cuatro mil soldados a la frontera con México, que se quedaría allí hasta la finalización del muro que el mandatario ha ordenado construir.

EL anuncio de la cantidad soldados se dio después de que el 4 de abril, la Casa Blanca diera a conocer que Trump firmó un memorándum que indica que “la seguridad de Estados Unidos está en peligro por un aumento drástico de la actividad ilegal en la frontera sur”.

CNN en Español informó que, luego del anuncio, el gobierno de México manifestó que “si el anunciado despliegue de la Guardia Nacional se tradujera en una militarización de la frontera, ello dañaría gravemente la relación bilateral”.

ADEMÁS, la Secretaría de Relaciones Exteriores recordó la “importancia fundamental del respeto a la dignidad y los derechos humanos de los mexicanos en Estados Unidos”.

LA BBC indicó este sábado que un vocero de la Guardia Nacional de Estados Unidos informó que unos 250 soldados de Texas serán enviados en las próximas 72 horas; mientras que Arizona enviaría alrededor de 150. Los estados de Nuevo México y California también han recibido la orden de enviar personal.

TRUMP no es el primer Presidente que decide enviar tropas a la frontera de Estados Unidos con México. Ya lo hicieron anteriormente George W. Bush, cuando desplegó entre seis y ocho mil soldados de 2006 a 2008; y Barack Obama, que envió 1200 hombres entre 2010 y 2012, este último con un costo de más de 110 millones de dólares.