Mar-Abr-2014

02 La Palabra del Pastor

Emmo. Sr. Cardenal José Francisco Robles Ortega

Las inquietudes en torno a nuestro plan diocesano de pastoral se comparten en dos posturas que me han compartido.

Unos tienen la sensación de que vamos muy a prisa, Porque el objetivo del estudio de la glosa que mana de nuestra anterior asamblea diocesana tienen que bajarlo a toda la comunidad y esto lleva su tiempo el entender, el comprender, el involucrarse, el sentirse parte lleva aún su tiempo.

No debemos olvidar que en el 2013 hicimos nuestra asamblea y de ahí salió la glosa, después nos dimos a la tarea de regresar las asambleas pastorales a las parroquias, decanatos, vacaría episcopales, comisiones diocesanas de pastoral, comunidades de vida consagrada. Ése ha sido el trabajo de estos días y quienes lo han tomado a pecho y en serio, dicen estamos muy acelerados.

Pero hay otro grupo que me ha dicho con cierta preocupación: Vamos muy lentos, ya quisiéramos tener el plan libro, para entonces sí, ponernos a trabajar. Y quieren el libro para comenzar y por eso dicen, “vamos muy lentos” entonces con esta reflexión quiero ubicarlos en el proceso que llevamos, ya les dije cómo celebramos nuestra asamblea pasada, lo que emanó de ella y lo que esperábamos de las asambleas parroquiales, decanales, vicariales y de la vida consagrada, ¿qué esperamos? Que nos den las metas, los programas, la calendarización de todas las instancias que ya dijimos aquí, teniendo en cuenta las dos prioridades diocesanas, anunciar el kerigma a todos y la formación integral permanente.

Todo esto se ha ido promoviendo a través de las reuniones mensuales de vicarías episcopales, coordinadores y asesores de las comisiones diocesanas y la Vicaría de la vida consagrada, al mismo tiempo se ha ido preparando la próxima asamblea diocesana de pastoral 2014, que será el mes de junio y el miércoles 19 de marzo, las tres grandes instancias, vicarías episcopales, comisiones diocesanas, vida consagrada entregarán un vaciado de las metas que ya esperamos vengan de todas esas instancias que les decía al principio.

Las metas serán el punto de partida de la asamblea diocesana próxima, cuyo objetivo es llegar a las líneas comunes de acción pastoral y con las líneas comunes complementaríamos nuestro VI Plan Diocesano de Pastoral,y nos podemos preguntar en este momento, a este momento,

¿Ha bajado a la base, el objetivo diocesano?

La respuesta es, yo creo que sí pero no lo suficiente, poco a poco nos vamos involucrando en el proceso, indagando el plan pastoral, pero es necesario seguir motivando, no tomar una vacación o un receso.

quiero recordarles lo que estamos viviendo a nivel Iglesia Arquidiócesis de Guadalajara, los 150 años de nuestro ser Arquidiócesis. No olvidemos que la Arquidiócesis es una estructura y hace 50 años, nació en una forma y ahora en otra de las diócesis que ahora son parte de la arquidiócesis de Guadalajara, la estructura está para hacer comunión de Iglesia entre varias iglesias, iglesias particulares y dar un impulso evangelizador en una zona determinada, en una región determinada, donde hay retos, donde hay desafíos más o menos comunes, de necesidades más o menos comunes y unificar criterios y animarnos. No olvidemos, pues, que la Iglesia es apertura; nos hace daño cerrarnos en nuestra iglesia local sin mirar a otras iglesias, como es este caso, las iglesias de la provincia.

Yo vengo, territorialmente hablando de una iglesia sufragánea de Guadalajara y yo puedo decir que viví la experiencia de la comunión en el compartir las estructuras formativas del seminario para que nosotros en una iglesia que iniciaba, pudiéramos tener la garantía de una formación.

Entonces estos son frutos de una estructura que se llama la arquidiócesis, está vigente esta estructura, es válida esta estructura puede ser un instrumento muy importante para la evangelización, por eso conviene que le pongamos aliento, que le pongamos ánimo a la celebración de nuestro 150 aniversario de la Arquidiócesis de Guadalajara, un poquito, dándole a conocer a los jóvenes, a las personas, qué es la arquidiócesis para qué sirve y también invitar a dar gracias al Señor por los frutos que ha otorgado a su Iglesia en estos 150 años e invitando a orar para que siga teniendo vida y frutos de evangelización la arquidiócesis en esta región en la que está presente y activa.

Ya el programa se les ha ido proponiendo, se les ha ido dando a conocer, en el último plan pastoral, ahí encontrarán no sólo la portada: ¡150 aniversario de la Arquidiócesis de Guadalajara! Sino también un poquito de las actividades que se van a venir desarrollando.

Por lo pronto la más cercana es este domingo en Lagos de Moreno donde el arzobispo de Guadalajara va a presidir la Eucaristía dado que ahí se ejecutó la bula, la bula de la arquidiócesis hace 150 años, entonces el próximo domingo estaremos allá, estaremos unidos, ustedes no pueden dejar su parroquia para irse a Lagos de Moreno, pero se pueden unir espiritualmente junto con sus comunidades en esta intención.

(Extracto del mensaje de Cuaresma del Emmo. Sr. Cardenal José Francisco Robles Ortega al presbiterio, 11 de febrero de 2014).